Temas

Opinión

¿POR QUÉ PPK HABLA DE VENEZUELA A MACRON?

La reciente visita de Estado del presidente Pedro Pablo Kuczynski a su homólogo francés, Emmanuel Macron, es una ocasión en la que generalmente la agenda relevante es la de carácter bilateral; sin embargo, esta vez ha llamado la atención positivamente el ensanchamiento que ha realizado el Mandatario volcando en el encuentro la caótica situación de Venezuela

11 de Junio del 2017 - 07:14 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

La reciente visita de Estado del presidente Pedro Pablo Kuczynski a su homólogo francés, Emmanuel Macron, es una ocasión en la que generalmente la agenda relevante es la de carácter bilateral; sin embargo, esta vez ha llamado la atención positivamente el ensanchamiento que ha realizado el Mandatario volcando en el encuentro la caótica situación de Venezuela. Resulta incuestionable que PPK ha sido el jefe de Estado de la región que más lejos ha llegado para sentar una posición acerca de la gravedad político-económica en la nación llanera. Llamó la atención en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica en Cartagena de Indias (octubre de 2016), y a propósito de su discurso en una universidad estadounidense, la canciller chavista, Delcy Rodríguez, sintiendo una supuesta ofensa a su país, lo insultó llamándolo cobarde. Lo más reciente ha sido la decisión de retirar definitivamente a nuestro embajador en Caracas luego del golpe de Estado del régimen que decidió, por medio de las instituciones controladas por el gobierno chavista, quitarle competencias a la Asamblea Nacional (Parlamento), que, en manos de la oposición venezolana, legítimamente las ganó en diciembre de 2015. Está claro que PPK ha decidido su política exterior hacia Venezuela, lo que no vimos en Humala. El presidente Kuczynski busca promover una mayor corriente que llame la atención sobre la aguda realidad en Venezuela. La Unión Europea tiene un peso gravitante en su relacionamiento con América Latina y particularmente con Venezuela. Francia tiene su cuota de poder dentro de la Unión, de manera que al crearse una corriente de acción sobre la crisis venezolana en el alto nivel gubernamental, que va más allá del panamericano, pueden darse los resultados que se esperan. Francia tiene mucha influencia sobre países centroamericanos que siguen pertrechados en el apoyo a Maduro. Lo que diga o haga nuestro presidente sobre Venezuela, Torre Tagle debe exponenciarlo estratégicamente.

tags