Temas

Opinión

¿QUIÉN ASESORA DIPLOMÁTICAMENTE AL PRESIDENTE?

Columna de Miguel Ángel Rodríguez Mackay

13 de Septiembre del 2017 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Ahora que el embajador de la República Popular Democrática de Corea o sencillamente Corea del Norte ha sido declarado persona NON GRATA por el Perú y que, además, ha sido expulsado del país por acto soberano del Estado -un atributo con el que solamente cuentan los Estados, que cobró relevancia jurídica notable a partir de la Paz de Westfalia de 1648- y de conformidad con el artículo 9° de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, la pregunta que nos hacemos es: ¿Por qué razón no se actuó de la misma manera con el embajador de Venezuela en el Perú, que también expulsamos hace pocos días? Más allá de la amenaza que representa la conducta internacional de Pyongyang, a su embajador acreditado ante el gobierno del Perú, jamás se le ha conocido in pectore ninguna conducta diplomática repudiable. 

Es verdad que la calificación de persona Non Grata no lo es necesariamente por el jefe de Misión mismo, sino por la evasión sistemática de Corea del Norte a las resoluciones de las Naciones Unidas y que en el caso del embajador de Venezuela también existía una misma ratio, pero también es verdad que en el caso llanero las autoridades del gobierno venezolano habían insultado al Presidente del Perú en forma reiterada y sistemática, con lo cual la calificación de persona Non Grata era prácticamente una exigencia que las reglas diplomáticas daban por descontado que se iba a producir. Sorprendentemente, eso no se hizo y entonces desnuda una profunda incongruencia e inconsistencia de nuestra política exterior.

Cuando se decide esta calificación, lo que el Estado receptor (Perú) está diciendo es que el embajador del Estado acreditado (Corea del Norte) no es aceptable en nuestro país y que, en consecuencia, su permanencia se hace incompatible e irresistible como para seguir manteniendo la relación bilateral al más alto nivel diplomático. No hay ruptura de relaciones diplomáticas, pero están seriamente dañadas. Ante esta inconsistencia, consulto: ¿Quién asesora diplomáticamente al jefe de Estado, que no le advirtió lo que debió hacerse con el embajador de Venezuela?

tags