Temas

Opinión
Luis Miranda

Luis Miranda

Saltó la pus

A una semana de los audios que estremecieron al aún flamante gobierno de turno, la credibilidad de nuestro mandatario sufre un tremendo revés.

16 de Octubre del 2016 - 07:38 Luis Miranda

A una semana de los audios que estremecieron al aún flamante gobierno de turno, la credibilidad de nuestro mandatario sufre un tremendo revés. El asesor favorito, el médico de cabecera, planeaba una serie de acomodos para beneficiar clínicas particulares a costa de la necesidad de los más necesitados.

Todo el mundo se pregunta cuántos asesores como Moreno siguen operando en la sombra. Y si esto ocurre en un régimen que hizo de la lucha contra la corrupción su cuy de batalla, qué negociazos podrían estar ocurriendo en el meollo mismo de los gobiernos regionales, donde los casos de corrupción en periodos pasados han terminado por desmoralizar a los más creyentes.

Y los audios no solo pusieron de manifiesto estos nada nobles intentos, sino que quitaron la máscara de una profesión que, salvo muchos casos, se ha dedicado a lucrar antes que a brindar un verdadero servicio a la sociedad. La pregunta es cuántos médicos operan en complicidad con laboratorios particulares. Cuántos de los análisis que nos pide nuestro asesor médico de confianza van destinados al engrosamiento del bolsillo de los dueños del laboratorio antes que a la mejora de nuestra salud.

Ahora el presidente Pedro Pablo Kuczynski tiene una dura tarea en busca de la credibilidad. Bailotear en actos públicos y ejercitarse en el patio de Palacio ya no servirá de nada. La confianza volverá, por ejemplo, cuando el hombre de la calle sea atendido en un hospital como un ser humano y no como una mera billetera.

tags