Temas

Opinión
Editorial

Editorial

Sanción para corruptos y corruptores

​“Donde hay un corrupto, hay un corruptor”, ha dicho muy bien ayer por la tarde Eduardo Vega, flamante titular de la Comisión Presidencial de Integridad, nombrada sobre la marcha por el mandatario Pedro Pablo Kuczynski tras el escándalo que ha sacudido su gobierno luego que el entonces consejero palaciego Carlos Moreno fuera sorprendido haciendo “negociazos” con la salud de los más pobres.

19 de Octubre del 2016 - 05:53 Editorial

“Donde hay un corrupto, hay un corruptor”, ha dicho muy bien ayer por la tarde Eduardo Vega, flamante titular de la Comisión Presidencial de Integridad, nombrada sobre la marcha por el mandatario Pedro Pablo Kuczynski tras el escándalo que ha sacudido su gobierno luego que el entonces consejero palaciego Carlos Moreno fuera sorprendido haciendo “negociazos” con la salud de los más pobres.

Coincidimos con lo señalado por el exdefensor del Pueblo, pues la lucha contra la corrupción no debe apuntar solo a los malos funcionarios públicos que desde el Estado meten la uña para llevarse la plata de los peruanos, sino también a esos privados que corrompen y también buscan lucrar en perjuicio de la gente, y que por general no son señalados debidamente por la justicia.

Tenemos, por ejemplo, gobernadores regionales y alcaldes que han ido a la cárcel por actos de corrupción en obras públicas. Eso está muy bien. Sin embargo, ¿qué ha sido de los consorcios “truchos” y de las empresas de por ahí que “rompieron la mano” a esas malas autoridades? ¿También están en prisión, como los Waldo Ríos, los “Beto” Torres y los César Álvarez?

La lucha contra la corrupción que ha emprendido el nuevo gobierno tras los “Morenoaudios” debe ser integral, a fin de que los privados de débil moral sepan que el brazo de la justicia también los puede alcanzar por corromper a funcionarios. Esa, sin duda, será una buena forma de quitar “incentivos” a las malas acciones bajo la mesa.

tags