Temas

Opinión
Editorial

Editorial

Seguimos en la política del crimen sin castigo

​Mientras escribíamos ríos de literatura sobre el papel que cumplió Fidel Castro en Cuba durante el siglo XX y su innegable liderazgo en la política mundial, en nuestra selva era asesinado, de tres balazos, el fiscal superior de la región San Martín, Fermín Caro Rodríguez, hecho que denota que este gobierno, a nivel de inteligencia operativa contra el crimen organizado y la delincuencia común, todavía está en ciernes -por decir lo menos-.

28 de Noviembre del 2016 - 06:25 Editorial

Mientras escribíamos ríos de literatura sobre el papel que cumplió Fidel Castro en Cuba durante el siglo XX y su innegable liderazgo en la política mundial, en nuestra selva era asesinado, de tres balazos, el fiscal superior de la región San Martín, Fermín Caro Rodríguez, hecho que denota que este gobierno, a nivel de inteligencia operativa contra el crimen organizado y la delincuencia común, todavía está en ciernes -por decir lo menos-.

En un país como el Perú, donde el hampa se cree intocable y el sicariato no entiende de autoridades ni de cargos, cómo es posible que un fiscal superior se traslade a sus actividades diarias sin protección policial alguna, como lo ha denunciado el propio fiscal de la Nación, Pablo Sánchez.

Los magistrados que lidian con casos de narcotráfico, extorsión, lavado de activos y corrupción en general no tienen que andar pidiendo seguridad, como igual sugiere Sánchez. Esto debe ocurrir por antonomasia, ipso facto, de manera automática y, allí, el Ministerio del Interior también juega un rol importante.

El incremento de las recompensas por los delincuentes más buscados fue un acertado paliativo y todos lo hemos resaltado, pero ya es hora de que el ministro Basombrío muestre pruebas más tangibles de que a la inseguridad ciudadana se le contraataca en toda su dimensión.

Ahora se habla de modificar ostensiblemente la estructura de la Policía Nacional en busca de un mejor funcionamiento, pero seguimos en el papel y no pasamos al hecho, como demanda la población con urgencia.

tags