Temas

Opinión
Iván Slocovich

Iván Slocovich

SL en el centro de Lima

Una lástima y una irresponsabilidad de parte de ciertas autoridades que, mientras que en la semana que termina los peruanos celebrábamos los 20 años de la brillante operación militar “Chavín de Huántar” a cargo de un grupo de héroes, de otro lado hayamos tenido al Movadef, uno de los brazos de la banda terrorista Sendero Luminoso, marchando libremente por las calles de Lima

22 de Abril del 2017 - 08:06 Iván Slocovich

Una lástima y una irresponsabilidad de parte de ciertas autoridades que, mientras que en la semana que termina los peruanos celebrábamos los 20 años de la brillante operación militar “Chavín de Huántar” a cargo de un grupo de héroes, de otro lado hayamos tenido al Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), uno de los brazos de la banda terrorista Sendero Luminoso, marchando libremente por las calles de Lima.

Fue el lunes último, en que esta gente salió con carteles en mano a reclamar por lo que consideran el injusto encierro de cabecillas del grupo criminal como Abimael Guzmán, Elena Yparraguirre, Osmán Morote, todo esto por el centro de la ciudad, con el mismo desparpajo con el que hace tiempo construyeron un mausoleo para sus muertos en Comas, el cual hasta ahora nadie toca por más que todos juraron hace seis meses que debía ser demolido en el acto. Y claro, ahora han salido las autoridades del Poder Ejecutivo a decir que esta nueva movilización constituye el delito de apología de terrorismo y que habrá denuncias, pero en verdad todos sabemos que hasta ahora nadie ha ido preso por ello y que en unos días más, toda esta marcha quedará en nada, al igual que el mausoleo, que las “exposiciones artísticas” y las demás actividades que incluso en universidades públicas realiza el “brazo político” de Sendero Luminoso.

Ha sido más que repugnante ver a gente marchando por la capital del Perú con pancartas rojas con los rostros de unos genocidas y que nadie haya sido capaz de frenar eso. Si las leyes no funcionan, como esa que supuestamente sanciona la apología, pues habrá que cambiarlas. El fujimorismo tiene mayoría en el Congreso para hacerlo. Además, nadie se va a oponer a sancionar este tipo de acciones, salvo quizá el Frente Amplio, pero sus votos son pocos y no cuentan.Al ver a gente marchando por las calles en defensa de Guzmán, Yparraguirre y otros carniceros, parece que los peruanos no hemos aprendido la lección dejada por el terrorismo, al cual no se le puede dar el mínimo espacio para que actúe. Ya tienen bastantes libertades para hacer lo que les da la gana y burlarse de nosotros. Es bueno celebrar el rescate de los rehenes del MRTA hace 20 años, pero sería mejor poner freno a lo que viene haciendo Sendero por estos días en nuestras narices.

tags