Temas

Opinión
Helder Luján Segura

Helder Luján Segura

Tiempos de jurisprudencia

El Derecho a través de sus múltiples manifestaciones (ley, jurisprudencia, doctrina, principios, costumbres, etc.) provee a sus operadores (abogados, jueces, fiscales, etc.) de una serie de herramientas normativas para resolver los casos que los ciudadanos presentan ante los tribunales.

20 de Noviembre del 2016 - 07:42 Helder Luján Segura

El Derecho a través de sus múltiples manifestaciones (ley, jurisprudencia, doctrina, principios, costumbres, etc.) provee a sus operadores (abogados, jueces, fiscales, etc.) de una serie de herramientas normativas para resolver los casos que los ciudadanos presentan ante los tribunales. A diferencia de lo que ocurría años atrás, en que la ley era el insumo principal al que acudían los jueces (además de los hechos y las pruebas, que son ineludibles), en los tiempos actuales (podríamos bien decir que en la última década) ese rol ha variado ostensiblemente y para bien, ya que estamos -por decirlo de algún modo- en los tiempos de la jurisprudencia.

La jurisprudencia ha reclamado en nuestro país el rol que le es inmanente y que otrora le granjeara encumbrada reputación en las ágoras griegas y las curias romanas; el mismo rol que, trasuntado el tiempo, lo catapultó en los países nórdicos de raigambre anglosajona a la mayestática reputación de ser la fuente que ilumina la solución de las controversias. No ha sido casual su vigencia en nuestro país, sino producto de la onda expansiva del nuevo rol de la judicatura que se va impregnando en cada rincón del orbe; de la asunción de los jueces de una actitud diferente frente al Derecho, la sociedad y el Estado; y también de la necesidad de llevar al plano legal y constitucional la facultad ínsita de fijar precedentes para los casos venideros. En fin, de dejar enterrada la ignominia montesquiana de ser solamente “la boca muerta de la ley”.

Ahora la jurisprudencia, adosada de precedentes y plenos jurisdiccionales por doquier, marca el rumbo del quehacer jurídico nacional; lo evidencian las publicaciones jurídicas, las currículas de las universidades y el fragor del debate en los foros.

tags

    Más de Helder Luján Segura