Temas

Opinión
Editorial

Editorial

Toledo y Salazar en Estados Unidos

​Mucho cuidado con que el caso del expresidente Alejandro Toledo, quien se fue a Estados Unidos días antes de que se dicte la orden de captura en su contra por presuntamente recibir una coima de la empresa Odebrecht, esté sirviendo de ejemplo a otros personajes vinculados a actos de corrupción al saber que no es nada fácil ser extraditado de dicho país.

20 de Junio del 2017 - 07:30 Editorial

Mucho cuidado con que el caso del expresidente Alejandro Toledo, quien se fue a Estados Unidos días antes de que se dicte la orden de captura en su contra por presuntamente recibir una coima de la empresa Odebrecht, esté sirviendo de ejemplo a otros personajes vinculados a actos de corrupción al saber que no es nada fácil ser extraditado de dicho país.

Hemos visto en las últimas horas el caso de Gustavo Salazar, el exgerente de una aseguradora y también defenestrado presidente del Club Regatas Lima, quien permanece muy tranquilo en Miami a pesar de la orden de captura en su contra por estar involucrado en el manejo del dinero que habría recibido como soborno el exgobernador del Cusco Jorge Acurio.

Según se ha informado al país, desde febrero último el Estado peruano está gestionando la extradición de Toledo. Sin embargo, hasta el momento nada se logra y todo indica que el proceso va para largo. Con Salazar -quien dice que se pondrá a derecho pero hasta ahora no lo hace- nos podría ir peor, pues hasta donde se sabe aún no se inicia el trámite.

Si desde hace tiempo el país entero sabe que se vienen capturas por el escándalo de Odebrecht y otras constructoras, es de esperarse que jueces y fiscales adopten medidas con la debida anticipación a fin de evitar más fugas como las de Toledo y Salazar, quienes parecen estar muy seguros en Estados Unidos burlándose de un sistema que podría tardar mucho antes de sentarlos en el banquillo para que respondan.

tags