Temas

Opinión
Óscar Valdés Dancuart

Óscar Valdés Dancuart

Tramitología e informalidad

En el Perú padecemos de un mal endémico que ningún gobierno hasta la fecha puede eliminar: se trata de una informalidad creciente y dañina a la economía nacional.

06 de Noviembre del 2016 - 07:31 Óscar Valdés Dancuart

En el Perú padecemos de un mal endémico que ningún gobierno hasta la fecha puede eliminar: se trata de una informalidad creciente y dañina a la economía nacional. Muchos son los peruanos, entre ellos el Gobierno, que creen que la solución está directamente relacionada con la disminución de los impuestos, como el IGV o el impuesto a la renta. Si bien es cierto en otros países al tener impuestos bajos todos contribuyen, no se tiene en cuenta el nivel de conciencia tributaria existente en dichos países, que hace que los ciudadanos cumplan con sus obligaciones.

En el Perú, gracias a sus burócratas profesionales infiltrados en todos los gobiernos, nos han llenado de sobrerregulaciones y exceso de trámites para toda gestión, que alimentan la corrupción y entorpecen cualquier actividad empresarial y a la vez ahuyentan a todos hacia el campo de la informalidad, a tal punto que se dice que en nuestro país “lo racional es ser informal”.

El gobierno actual piensa que el disminuir tres puntos del IGV durante su mandato contribuirá a reducir la informalidad y no tiene en cuenta que el evasor del IGV también lo es de la renta, es decir, le interesa un comino pagar sus tributos, ya que el ser informal le rinde pingües ganancias. Hoy día muchas nuevas fortunas son hechas en el campo informal.

El Gobierno debería atacar de raíz las sobrerregulaciones y tramitología, trabajar en incrementar la conciencia tributaria y perseguir a los evasores adecuadamente.

Solo disminuyendo la informalidad tendremos un país con un presupuesto sano, producto de una real recaudación.

tags