Temas

Opinión

Un duro reto por delante

​A inicios de año, todos los pronósticos de organismos especializados apuntaban a que el crecimiento económico en el Perú sería como mínimo de 4.3%. El más optimista era el Ministerio de Economía y Finanzas, que proyectaba a un 4.8%. Pasaron cuatro meses y los agentes económicos son ahora más conservadores. Luego de las secuelas del Niño costero y la desaceleración de las inversiones y el consumo, ajustaron sus proyecciones y, por ejemplo, Apoyo Consultoría vaticina que el crecimiento del PBI será entre 2% y 2.5%.

13 de Abril del 2017 - 07:30 Editorial

A inicios de año, todos los pronósticos de organismos especializados apuntaban a que el crecimiento económico en el Perú sería como mínimo de 4.3%. El más optimista era el Ministerio de Economía y Finanzas, que proyectaba a un 4.8%. Pasaron cuatro meses y los agentes económicos son ahora más conservadores. Luego de las secuelas del Niño costero y la desaceleración de las inversiones y el consumo, ajustaron sus proyecciones y, por ejemplo, Apoyo Consultoría vaticina que el crecimiento del PBI será entre 2% y 2.5%.

La reactivación económica, uno de los objetivos más importantes del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, parece en estos momentos algo muy difícil de concretar. Esto se complica porque las empresas no confían en el plan de infraestructura del Ejecutivo tras los desastres naturales en el país, según Latin Focus Consensus.

La clave para cambiar el panorama es trabajar sobre pilares fundamentales, como la creatividad, imaginación, ahorro, austeridad y productividad, pero principalmente asumir planes serios y realizables para darle impulso a la economía del Perú.

Por supuesto, aludir a la esperanza por un futuro mejor implica el trabajo en conjunto, la complementariedad entre los actores políticos, económicos y sociales. De aquí en adelante, el Gobierno necesita evidencias: la reconstrucción de las zonas afectadas por huaicos, desbordes e inundaciones, obras viales, empleo y seguridad ciudadana. Están de más los disensos, el echarle la culpa al otro y el “sálvese quien pueda”.

tags