Temas

Opinión

Vocación con talento a la educación

​Si tu hijo, acabando el colegio, quiere estudiar educación, ¿te sentirías orgulloso y lo apoyarías en su decisión?. Probablemente no. La revalorización de la carrera docente es un problema de toda la sociedad. Por lo tanto, no hay solución posible que no empiece por ti y por mí.

09 de Septiembre del 2016 - 07:01 P. Elías Neira

Si tu hijo, acabando el colegio, quiere estudiar educación, ¿te sentirías orgulloso y lo apoyarías en su decisión?. Probablemente no. La revalorización de la carrera docente es un problema de toda la sociedad. Por lo tanto, no hay solución posible que no empiece por ti y por mí.

¿Por qué no imaginar maestros que gestionen el conocimiento en las empresas como parte del equipo de recursos humanos? Ellos son los expertos en pedagogía y podrían personalizar las capacitaciones y mejorar los procesos de aprendizaje en empresas, cuyo mayor capital es el conocimiento de sus colaboradores. ¿Te atreverías a incluir maestros en tu equipo de RR.HH.?, ¿Suena muy disruptivo? Es hora de pensar en la educación fuera de la caja, y es lo que plantearemos este año en CADE por la Educación 2016, que se inició ayer y termina hoy 9 de setiembre. Según un informe de McKinsey, la clave del éxito de los países con los mejores sistemas educativos es la selección de los futuros maestros y su capacitación continua, incluso trabajen en situaciones adversas y con recursos insuficientes. Sin embargo, actualmente, la mayoría de iniciativas de responsabilidad social empresarial (RSE) se concentran en infraestructura, pues es tangible y los resultados son cuantificables. ¿Cómo crear más iniciativas de RSE que se orienten a atraer talento a la educación y su formación permanente?

El sector requiere dos cosas: atraer personas con vocación de maestro y que tengan talento. Actualmente, para muchos, la carrera de educación no fue su primera opción sino la oportunidad de estudiar algo barato y de fácil acceso. Otros ven en la educación una vocación trascendente, pero son desalentados por sus padres y otros miembros del sistema. ¿Cómo revertir la situación?.

Las competencias que requiere un CEO son las mismas que requiere desarrollar un maestro para gestionar y acompañar el aprendizaje. ¿Por qué no enseñar primero, para aprender a ser un CEO después? 

tags
P. Elías Neira

P. Elías Neira

    Más de P. Elías Neira