Temas

Opinión

Ya avanza esperado proyecto Majes-Siguas II

​De a pocos se hace realidad el proyecto de irrigación Majes-Siguas II, aunque el jueves 6 de febrero de 2014 el entonces presidente de la República, Ollanta Humala, colocaba la primera piedra.

01 de Mayo del 2017 - 07:00 Héctor Mayhuire R.

De a pocos se hace realidad el proyecto de irrigación Majes-Siguas II, aunque el jueves 6 de febrero de 2014 el entonces presidente de la República, Ollanta Humala, colocaba la primera piedra.

De esa oportunidad a la fecha pasaron tres años y dos meses, tiempo que permitió superar pendientes que debían resolverse, como el saneamiento de los terrenos donde se construirá la represa de Angostura, zona de Pusa Pusa, para irrigar 38,500 nuevas hectáreas.

En esa ocasión, quienes “iniciaron” las obras indicaron que se harían en cuatro años y se favorecería a 300 mil personas, y el costo de inversión sería de 400 millones de dólares, cifra que ya sufrió modificaciones y ya bordea los 600 millones.

La semana que pasó se informó que por fin la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema) aprobó los documentos para iniciar -por fin- la construcción de la presa y el túnel que permitirá derivar aguas de Espinar a la cuenca del Colca; además, permite a ProInversión comenzar la campaña de promoción para la venta inicial de 8 mil hectáreas, las mismas que se venderán en módulos no menores de 200 hectáreas. Es decir, como dijo la misma gobernadora Yamila Osorio, el minifundio está descartado, pues la concepción del proyecto es para la agroexportación.

Sin duda una medida positiva, entendiendo que si hay inversión pública, lo justo es recuperar el dinero gastado con la venta de las tierras y no volver a repetir el mismo error que pasó con Majes I, donde aún más de 100 colonos adeudan el costo real de la parcela que tienen en propiedad.

Han surgido voces de políticos y legisladores que por congraciarse con la población sostienen -recién- que eso debe venderse a precios más bajos. Disparates que pretenden distraer y afectar en la ejecución de Majes-Siguas II, proyecto encaminado, y lo mejor ahora es apurar lo que falta, pues demasiado tiempo se perdió.

tags