Temas

Conga: violencia y tensión pero sin convocatoria

Conga: violencia y tensión pero sin convocatoria

Conga: violencia y tensión pero sin convocatoria

25 de Noviembre del 2011 - 07:32 » Textos: Jaime Cok

El paro en Cajamarca contra la mayor inversión privada de la historia de la minería nacional -4,800 millones de dólares- tuvo ayer una tibia acogida en la población.



Sin embargo, logró el respaldo de un sector radicalizado y minoritario que acogió la prédica de los dirigentes del llamado Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, en especial de su presidente, el exmilitante del MRTA Wilfredo Saavedra Marrero, así como del presidente regional, Gregorio Santos.



La operación policial supervisada personalmente por el ministro del Interior, Óscar Valdés, logró morigerar el desborde popular que se temía. La anunciada demostración de fuerza aterrizó en una movilización que terminó en un mitin en la Plaza de Armas de la ciudad.



Por la tarde, las protestas se extendieron hacia la zona del proyecto Conga. Según un comunicado de la empresa Yanacocha, unos 1,500 manifestantes ingresaron en las instalaciones del proyecto minero e incendiaron un almacén de tuberías de plástico. La empresa asegura que los huelguistas fueron liderados por el presidente regional, Gregorio Santos Guerrero, y el alcalde de Huasmín, José Marín Agusti. No hubo daños personales. La Policía optó por replegarse para no caer en provocaciones.



Por lo demás, la ciudad amaneció en calma. Se suspendieron por prevención el colegio y la jornada de trabajo, y los comercios y el transporte público estuvieron restringidos.



El aeropuerto, no obstante, continuó normalmente sus actividades, pero amaneció fuertemente custodiado por un contingente policial. El primer vuelo llegó a las 08.00 horas.



Bloqueos. Hubo bloqueos esporádicos en algunos tramos de la vía hacia Cajamarca, que fueron controlados por la Policía. Piquetes de las rondas urbanas cerraron con piedras y troncos la vía Cajamarca-Bambamarca en el sector de Samana Cruz.

También hicieron colapsar la carretera Cajamarca-Otuzco y la vía noreste de la ciudad, que conduce hacia Yanacocha. Entre tanto, helicópteros de la Policía sobrevolaron la ciudad y su periferia para prevenir desmanes. En total, el Ministerio del Interior desplegó alrededor de 800 policías para el control de la ciudad.



Sacan la vuelta. De otro lado, en un acto cuestionable, dos de quienes apoyaron frontalmente la protesta fueron los parlamentarios de Gana Perú Jorge Rimarachín y Cristóbal Llatas, quienes prefirieron participar del primer día de protesta en Cajamarca y no asistir a la sesión plenaria convocada ayer. El propio Rimarachín dijo a Correo que "cumplía labor de representación" en su ciudad y por ello no temía ser sancionado o cuestionado por su inasistencia.



Incluso, en un virtual acto de rebeldía contra el jefe de su partido, Rimarachín emplazó al presidente Ollanta Humala "a que no se deje secuestrar por el poder minero, pues Cajamarca quiere gobernar con él".



Aseguró además que "la derecha también está secuestrando al presidente de la República".



El legislador oficialista participó en las marchas junto con los manifestantes y consultado sobre si su bancada le había autorizado a participar de esta manifestación, dijo que no, pero tampoco estaba obligado a solicitar permiso alguno.



Entre tanto, el expresidente Alejandro Toledo, en claro cambio de postura y dejando de lado la alianza que mantiene con Gana Perú, aseguró que "saldrá a las calles" si el gobierno militariza los conflictos sociales.



Añadió que los empresarios mineros tienen la responsabilidad de cumplir sus compromisos medioambientales y respetar el agua que beben los indígenas porque las comunidades quieren ver algo del oro que sacan de sus suelos. Damian Retamozo - dretamozo@epensa.com.pe

Notas relacionadas:
- Especial multimedia: el paro en Cajamarca