Temas

Rodríguez Mackay: Extradición de Alejandro Toledo demoraría aproximadamente un año

Internacionalista resaltó que no se puede deportar ni expulsar a Alejandro Toledo de EE.UU.

Rodríguez Mackay: Extradición de Alejandro Toledo demoraría aproximadamente un año

Rodríguez Mackay: Extradición de Alejandro Toledo demoraría aproximadamente un año

15 de Febrero del 2017 - 14:06 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Correo

El analista internacional y columnista de diario Correo, Miguel Ángel Rodríguez Mackay consideró que el expresidente Alejandro Toledo no puede ser deportado ni expulsado de los Estados Unidos ya que la figura que corresponde es un proceso de extradición.

"No se puede deportar a Alejandro Toledo porque solamente se deporta a quienes tienen una situación irregular migratoria en los Estados Unidos (...) la expulsión, que era la posibilidad, se suele hacer cuando no se declara persona non grata o cuando la permanencia en su país hace irresistible que pueda continuar porque pueda generar una situación de inestabilidad en el país, que tampoco es el caso", dijo al programa Los Desayunos de Correo y USIL.

En ese sentido, Miguel Ángel Rodríguez Mackay sostuvo que lo que sí corresponde es un proceso de extradición a Alejandro Toledo, "era lo lógico que debió suceder en un caso como este", conforme al derecho penal internacional y que solo se activa cuando ya existe en el país de origen un inicio de proceso para uzgamiento.

"La extradición busca evitar la impunidad y no se salva nadie, es un procedimiento que toma su tiempo, hay que hacer traducciones de los textos, hay que esperar que en la otra parte (Estados Unidos) se cumplan ciertos procedimientos (...) estamos hablando de un mínimo de acaso un año, si acaso se inicia una cosa rápida para la extradición", expresó.

Agregó que lo importe es que se solicite primero la detención del exmandatario, que lo ordenaría un juez norteamericano y en ese momento se iniciaría el proceso de extradición. "Estamos calculando 10 días más como máximo".

Puede leer:

EE.UU.: la puntería sobre el vicepresidente venezolano