Temas

Gobierno pide deponer violencia antes de reiniciar el diálogo

Premier advierte que si no hay intención de conversar en un ambiente de paz, no se podrá lograr entendimiento. En tanto, ministro Basombrío afirma que habrá denuncias penales ante quebrantamiento del orden público

Gobierno pide deponer violencia antes de reiniciar el diálogo

Gobierno pide deponer violencia antes de reiniciar el diálogo

27 de Julio del 2017 - 07:04 » Textos: Damián Retamozo / Karina Valencia » Fotos: Correo

La huelga magisterial, que afecta a trece regiones, involucra al 20% de los maestros y cumple hoy 43 días en el Cusco con escaladas de violencia en varias ciudades, se ha posicionado en la agenda del Gobierno a pocos días del mensaje presidencial del 28 de julio.

Este fue uno de los temas centrales de la última sesión del gabinete ministerial antes de la fiesta nacional.

La preocupación se reflejó en las expresiones del premier Fernando Zavala al término de la sesión del gabinete.

El vocero del presidente Pedro Pablo Kuczynski manifestó que el Ejecutivo se mantiene firme en la aplicación de la ley y que no conversará con quienes promueven actos vandálicos.

“Se podrán reiniciar espacios de diálogo, pero siempre y cuando los profesores regresen a las aulas”, dijo.

Añadió: “Si no hay esa intención de conversar en un ambiente de paz, no vamos a poder continuar con los espacios de diálogo que son tan importantes”.

INVIABLE. “Vivimos una huelga que nos preocupa mucho”, comentó la ministra de Educación, Marilú Martens. En síntesis, precisó que los dirigentes de la huelga han modificado varias veces sus peticiones.

Al inicio exigieron el adelanto de los S/2000 a partir de julio de 2017, pretensión que el Ministerio de Educación considera “inviable”, pues representa S/900 millones inmediatos para el presupuesto nacional.

Luego, propusieron un incremento a S/4050 para el 2021 y que el salario al inicio de 2018 sea de S/2400. “Ninguna entidad del Estado puede comprometer el presupuesto nacional de los próximos años”, explica la ministra al añadir que la planilla docente representa S/ 7 mil millones para el Ministerio de Educación, y con los S/4050 de salario llegarían a a S/18 mil millones.

Según Martens, las posibilidades del Gobierno son un incremento en la primera escala salarial, a partir de agosto próximo, a S/1870 en la jornada de 30 horas, y un aumento a S/2 mil desde marzo de 2018 de acuerdo con lo anunciado en el Acuerdo Nacional. Además del reconocimiento de todos los beneficios sociales de ley.

“El Ministerio de Educación, desde el primer día ha actuado de manera transparente y responsable con lo que puede ofrecer”, afirmó la ministra.

“Hoy día, el año escolar en el Cusco está en riesgo”, remarcó, para precisar que con 60 días de paralización los escolares perderían el año.

En esa línea, precisó que ha oficiado a la Contraloría General de la República para que verifique en las regiones correspondientes si los gobiernos regionales están cumpliendo con la obligación de descontar los salarios a los profesores que no asistan a clases.

CONARE Y MOVADEF . “Una cosa es la huelga y otra es el vandalismo (...) La gente cobra por su trabajo, no cobra porque está tirando piedras en las calles”, comentó Carlos Basombrío, ministro del Interior al informar que se han efectuado siete denuncias penales contra los vándalos.

Basombrío precisó que la huelga es impulsada por el grupo político denominado Conare Sute, un “ala ultrarradical” del Sutep nacional, que se desprendió de este sindicato en una lucha de poder por el control del magisterio. Agrega que el Conare Sute tiene vínculos probados con el movimiento llamado Movadef (brazo de fachada del terrorista Sendero Luminoso).

Anunció que las denuncias penales terminan “con gente en la cárcel”.

DESCONTROL. La situación se agravó ayer en regiones del centro y sur del país. En Ayacucho, un grupo de maestros quemó llantas en los alrededores del aeropuerto de Huamanga para evitar la llegada de aviones. Varias aerolíneas suspendieron sus vuelos hacia la región. En Junín, La Oroya, obstaculizaron el tránsito de vehículos en la Carretera Central.

En Puno, la Policía se enfrentó a un grupo de profesores que bloqueó las principales carreteras de la zona con piedras.

En Madre de Dios, docentes interrumpieron el tránsito en el puente internacional Guillermo Billinghurst, que conecta el país con Brasil.