Temas

Profesores se niegan a firmar acta y frustran acuerdo con el Ministerio de Educación

Después de cuatro días de reuniones, dirigentes encabezados por Pedro Castillo se levantaron de la mesa de diálogo al oponerse a pruebas y evaluaciones
Profesores se niegan a firmar acta y frustran acuerdo con el Ministerio de Educación

Profesores se niegan a firmar acta y frustran acuerdo con el Ministerio de Educación

22 de Agosto del 2017 - 07:00 » Textos: Aaron Salomón / Damián Retamozo » Fotos: Correo

De nunca acabar. Una vez más, el esperado acuerdo entre los dirigentes del Comité Nacional de Lucha de las Bases Regionales del Sutep y el Ministerio de Educación (Minedu) se frustró, por lo que la huelga magisterial sigue en pie tras más de dos meses.

En conferencia de prensa, los voceros de cinco bancadas que actuaron como mediadores entre los docentes y el Minedu lamentaron que no se haya llegado a un entendimiento pese a que el Gobierno cedió ante un cúmulo de requerimientos consignados en un documento de nueve puntos.

LEA: Huelga de maestros: Pedro Castillo anuncia paro nacional en apoyo a docentes (VIDEO)

El aprista Jorge del Castillo tomó la palabra y -de manera furibunda- manifestó a la prensa que los maestros exigieron que “se suspendan las evaluaciones”, eliminando de esta manera la meritocracia en el magisterio, lo cual -dijo-es innegociable.

“Por el bien de los niños del Perú, la meritocracia y la evaluación no puede ser negociable, al punto de querer dejarla sin efecto. (...) Los estudiantes merecen buenos profesores”, sentenció.

Además, Del Castillo expresó estar sorprendido, pues -contó- los profesores parecían con intenciones de firmar el acta. “En la mañana estaban de acuerdo. Estamos sorprendidos. Ya estaba todo listo”, mencionó.

Por su parte, la ministra de Educación, Marilú Martens, agradeció la intermediación de los parlamentarios y exhortó a los maestros a que “demuestren su vocación” y vuelvan a las aulas. “Esos millones de estudiantes los están esperando”, remató.

DOCUMENTO SIN FIRMA. Desde las 7 de la mañana de ayer, como en los dos últimos encuentros -y pese a las críticas-, esta tercera vez los maestros tampoco dialogaron directamente con la ministra Martens.

Es decir, los docentes se mantuvieron en el primer piso con los voceros de cinco bancadas mientras la titular de Educación se encontraba en el 12.

Pese a este inconveniente, se logró ultimar detalles y se elaboró un documento defintivo que comprendía nueve acuerdos (ver infografía) y que ponía fin a la huelga magisterial.

Luego de ello, la sesión se suspendió minutos antes del mediodía y se reanudó alrededor de las 6 de la tarde.

En ese intermedio, las bases gremiales revisaron los puntos de consenso, dentro de los cuales se dejaba claro que los docentes percibirán un sueldo base de S/2 mil a partir de noviembre, a la vez que recibirán capacitación antes de rendir cualquier tipo de evaluación, que no será de carácter punitivo.

Se sobreentiende que los eventuales consensos fueron rechazados por las bases, pues -según se mencionó- los docentes exigen mantenerse en el magisterio pese a obtener resultados negativos en las pruebas.

De esta forma, aproximadamente a las 8 de la noche, los legisadores ofrecían una conferencia de prensa donde informaron que no se llegó a ningún entendimiento.

HABÍA CONFIANZA. Las expectativas de los legisladores quedaron truncadas, pues horas antes de que dieran la mala noticia, los voceros se mostraban confiados en que habría humo blanco.

Es así que César Villanueva (APP) aseguró que no iba a haber más negociaciones con los maestros huelguistas, pues -recalcó- ya habían discutido todos los temas pendientes.

Entre tanto, Del Castillo expresó su confianza y declaró a este diario que la firma del documento final estaba “casi al 100%” de darse.

Con este mismo ánimo, el acciopopulista Edmundo del Águila explicó que los dirigentes se han llevaron el documento final, “solo a modo de trámite”, para que lo revisen sus bases.

Acerca del requerimiento de los profesores de no ser despedidos si desaprueban las evaluaciones del Minedu, mencionó que ellos “presentarán un proyecto de ley” para tal fin.

“No depende del Ejecutivo, sino del Legislativo”, remarcó.

A su turno, el frenteamplista Wilbert Rozas precisó que los dirigentes gremiales acudieron “a sus bases ya no a consultar sino a informar de los acuerdos”.

Narró además que fue a iniciativa de los docentes que los legisladores se desempeñaron como mediadores durante los tres encuentros.

“Fue un acuerdo de los profesores porque la ministra (Marilú Martens) ni siquiera bajó a saludar”, se quejó.

asuntos pendientes. A pesar de que los parlamentarios auguraban el cese de la huelga magisterial, desde el V Gore Ejecutivo el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, admitió que aún había asuntos por resolver.

“Esperamos que las reuniones sean satisfactorias. La ministra Martens está haciendo todo lo posible; sin embargo, todavía hay temas pendientes de parte de los representantes”, declaró a Correo.

“Lamentablemente, este trabajo de todo el fin de semana, con representantes de varios partidos políticos, todavía no llega a frutos”, agregó.

Horas después, luego de su presentación ante la Comisión de Defensa del Congreso de la República, Zavala se dirigió al Minedu para ser parte de las negociaciones con los miembros del Sutep.

PANORAMA REGIONAL. En medio de la espera de una solución que nunca llegó, en distintas regiones del país la protesta de maestros seguía latente.

Al sur, en Tacna, los profesores vendían camote y refresco para financiar su protesta que ya lleva unos 40 días.

En Chiclayo, región Lambayeque -una de las regiones que suscribió un acuerdo la ministra Marilú Martens-, los alumnos se sumaron a las movilizaciones.

Al norte, en Piura, los profesores marcharon por las arterias de la ciudad y advirtieron que se mantendrán en paro indefinido hasta que se lleguen a acuerdos concretos con el Minedu.

En Puno, otra de las regiones que pactó con Marilú Martens, los maestros hicieron un plantón frente a varios medios de comunicación.

En el centro, en Huancavelica, los docentes exigieron un trato directo con la titular de Educación y no con los congresistas.

También afirmaron que continuarán con su medida de lucha porque no atendieron ningún punto de sus reclamos.

SABOTAJE “NARANJA”. De otro lado, los reproches a la bancada de Fuerza Popular por no participar en las negociaciones entre los maestros y el Minedu no tardaron en llegar.

El congresista oficialista Guido Lombardi opinó que en tienda “naranja” no solo se han negado a actuar de mediadores, sino que “sabotean por lo bajo el acuerdo” con los maestros.

Ello en referencia a la charla sostenida entre Héctor Becerril y el dirigente radical Pedro Castillo acerca de la Ley de Reforma Magisterial.

“(Fuerza Popular) se revela en su verdadero rol de opositores obstruccionistas”, dijo a RPP.

En esta misma línea crítica, el presidente de Acción Popular, Mesías Guevara, sostuvo que FP se está aprovechando de la huelga magisterial “para tapar el escándalo” sobre la anotación de Keiko Fujimori en el celular de Odebrecht.