Edicion Digital RSS
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.
Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

Puno recibiría 770 millones de dólares por canon minero

Textos:Correo Puno web@grupoepensa.pe |Fotos:Correo Puno

23 marzo 2013 | Puno -

Durante los próximos cinco años, la región Puno podría percibir la nada despreciable suma de 770 millones de dólares, pero siempre y cuando se concreticen los proyectos mineros de Corani y Ollachea (Carabaya), según refieren las últimas estimaciones de la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía del Perú.

Esto es un alivio para las arcas estatales, tomando en cuenta que Minsur, la empresa de mediana minería que opera en Antauta, es actualmente la principal aportante de canon en este departamento, pero ya va camino al cierre de sus operaciones en los años venideros.

En caso de que Minsur cierre y no se haya avanzado con otros proyectos de extracción minera, la región podría prácticamente quedarse reducida a ejecutar sus proyectos de inversión con el presupuesto ordinario del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y un mínimo canon.

EXPLORACIÓN. Los dos proyectos con mayor proyección en territorio puneño (Corani y Ollachea) vienen realizando actualmente labores de exploración y consulta a los pobladores.

Hace poco Bear Creek Mining Corporation, a cargo del Proyecto Corani, presentó el Estudio de Impacto Ambiental, estimándose que su aprobación se dé en el presente año, y si nada ocurre, operar en el 2014.

CORANI. De acuerdo con Bear Creek, el Proyecto Corani es la más importante inversión privada de todos los tiempos en territorio puneño, y a pesar de la mala experiencia con el Proyecto Santa Ana (Huacullani-Chucuito), ahora tienen el objetivo de lograr una alianza con las comunidades de impacto directo, no solo por los puestos de trabajo o el canon que les llegará, sino por los aportes que estarían dispuestos a hacer para la mejora de la calidad de vida de los pobladores.

Por ejemplo, el EIA recientemente presentado al Ministerio de Energía y Minas (MEM) incorpora una gestión de aguas que mitigará los impactos, mejorará la calidad y disponibilidad de agua para las comunidades locales alrededor del proyecto Corani. Las inversiones para sanear las aguas serán entre US$30-40 millones, aseguran. Bear Creek tiene planificado explotar plomo, zinc y plata en Corani.

OLLACHEA. Por su lado, Minera IRL concluyó este inicio de año la construcción del túnel de exploración en su proyecto aurífero Ollachea, con una inversión de 13.8 millones de dólares, aproximadamente 1.1 millones de dólares por debajo de lo presupuestado. De esa manera, avanzan con firmeza con el objetivo de lograr sus operaciones.

El Estudio de Factibilidad Definitivo en Ollachea indicó una producción de oro promedio de 113,000 onzas por año, iniciando producción a principios del 2015. El Estudio de Impacto Ambiental también se presentó, empezando así el proceso de permisos de desarrollo.

SE REQUIEREN GARANTÍAS. Como se sabe, para que las empresas privadas inviertan en la región o en un determinado lugar, debe existir una serie de factores como la estabilidad política, económica, jurídica y la paz social, los cuales son evaluados por los inversionistas mineros y otras actividades productivas.

"Estas empresas primero ven si en un determinado lugar existen los factores citados, caso contrario, deciden invertir en otros países en donde brinden las garantías respectivas", dijo un expositor invitado por la Sociedad Nacional de Minería ayer en Puno.

La misma entidad considera que la inversión privada (minera o de otras actividades) debe ser considerada como una socia estratégica para derrotar la miseria que campea en la región, tomando en cuenta que Puno sigue con altos índices de pobreza y extrema pobreza.

SÍ APORTA. Jorge Chávez Álvarez, presidente ejecutivo de Maximixe S.A., afirma que la inversión minera en el Perú aporta enormemente al desarrollo local, regional y nacional, en tal virtud, oponerse a esta inversión que solo busca mejorar calidad de vida de los mismo pobladores, es un error.

Además, sostiene que, en las localidades donde se extraen los recursos minerales, el canon minero es 50% mayor a lo que perciben otras municipalidades que no tienen minería.

Un tema a aclarar aquí son los niveles de responsabilidad de las autoridades, puesto que muchos alcaldes hacen poco, y hasta echan la culpa a las mineras del subdesarrollo, cuando ellos mismos no saben cómo utilizar el canon que les llega.

Ciertamente, la región Puno podría recibir más dinero del canon minero si apuesta por abrirse a mejores niveles de negociación social, pero ¿qué se haría con esos fondos adicionales?, ¿qué tanto se hizo en todos estos años? Son temas aún por explotar y toca reflexionar a todos.



  • Jorge Salazar Aráoz 171
    Santa Catalina, Lima 13 - Perú

  • Central: +51-1 631-1111

  • Tráfico

  • logo

  • Asociado a:

  • logo

Un producto de Empresa Periodística Nacional - Todos los derechos reservados 2014