Daniel Salvo: “La ciencia ficción responde a esa pregunta urgente del futuro”

Escritor sostiene que ya no existe un centro canonizador que silencie expresiones literarias como la ciencia ficción, el terror o la fantasía

Daniel Salvo: “La ciencia ficción responde a esa pregunta urgente del futuro”

Por: Una entrevista de Jalbi Romero Mayuri

Si la ciencia ficción está subvalorada, es por “pedantería intelectual”. Así lo cree el escritor Daniel Salvo, cultor y seguidor del género. En medio de un año optimista en publicaciones de este tipo, el autor nos da sus impresiones. 

¿Qué recuerda de su primera experiencia leyendo ciencia ficción? 

Fue muy grata y sorprendente; tenía como diez años y era un libro de letras sin ilustraciones. Me enganchó la aventura y el “sentido de la maravilla” propia del género. Fue un libro que me regaló mi padre, lo que le da un valor simbólico muy intenso.

En su opinión, ¿por qué la ciencia ficción está subvalorada en el Perú?

De un lado, por desconocimiento; de otro, por pedantería intelectual. Crear falsas jerarquías aleja a los lectores potenciales y ayuda a cierto sector a mantener las cosas “en su sitio”. Pero estamos dejando atrás esa subvaloración, como lo prueban los recientes estudios críticos de José Güich y Elton Honores, quienes se han dedicado a analizar el corpus de la ciencia ficción peruana con resultados sorprendentes.

Si la literatura tiene un propósito, ¿cuál sería el de la ciencia ficción?

Creo que el propósito de toda literatura es entretener, ser amena. El plus de la ciencia ficción, en el momento presente, es brindar a los lectores la idea de que las cosas pueden ser distintas, en el presente o en el futuro. Diría que hoy el escritor de ciencia ficción tiene la misión de traer la noción de “futuro” a nuestro país, que parece vivir en una noción de historia circular de la que aún no sale.

¿Cómo definiría a la literatura de este género?

Como una exploración en lo imaginario, que se proyecta más allá de la literatura realista pero no de manera sobrenatural, sino encuadrada dentro de una noción de ciencia -es decir, de algo que es ajeno a nuestra realidad pero podría ser “posible”-; esto es “explicado” por la ciencia. Nos guste o no, es el componente “ciencia” que se complementa y a veces entra en conflicto con la “ficción”. A veces, no hay ciencia real detrás de ideas como la telepatía o los viajes en el tiempo, respecto de las cuales hay ya un consenso según el cual son imposibles; aunque incluso en estos casos la ciencia funciona como explicación distinta a la magia, por ejemplo.

¿Cuál es el rastro más antiguo de literatura de ciencia ficción en el Perú?

Ricardo Palma menciona un libro de autor anónimo titulado Viaje al globo de la luna, de 1790, perdido en el incendio de la Biblioteca Nacional de 1943. Pero el que se ha conservado, y ha sido reeditado recientemente con un estudio de Marcel Velásquez Castro, es Lima de aquí a cien años, de J.M. del Portillo, publicado en 1843.

¿Fue difícil la transición de lector a escritor de ciencia ficción? 

Inesperada, más bien. Mi intención inicial al crear la página web Ciencia Ficción Perú en el 2002 era publicar reseñas de libros para que otros aficionados estuvieran al tanto de lo que se publicaba, así como dar a conocer textos de autores peruanos -José B. Adolph, por ejemplo- a quienes consideraba que no se les había hecho justicia como escritores o precursores del género en el Perú. No recuerdo con precisión en qué momento empecé a escribir ficciones; solo que fue después del 2002.

¿Se lee ciencia ficción en el Perú ahora más que antes?

Se escribe más que antes, aunque creo que hubo autores que en su momento escribieron ciencia ficción pero no se atrevieron a expresarlo por temor a no ser tomados en cuenta como “autores serios”. Hoy quizá el lado positivo de las cosas es que ya no existe un centro canonizador que pueda silenciar a expresiones literarias como la ciencia ficción, el terror o la fantasía. Veo ahí la influencia de internet: no tiene centro, la literatura tampoco.

¿Ha pensado por qué?

La realidad es cambiante; influye y es influida por la literatura. En un mundo interconectado por internet, cuyos problemas son el cambio climático y la dependencia de la tecnología, que está a la expectativa de una eventual colonización de Marte, ¿qué otro género literario responde a esas inquietudes, a esa pregunta urgente por el futuro? No se me ocurre otro que la ciencia ficción.

Perfil

Daniel salvo es abogado de formación. Trabaja en el diario El Peruano y dirige el blog Crónicas de Futuria, en donde comparte sus escritos y reseñas de sus lecturas.

Lo más visto
Más en sección