Marketing personal vs. Currículum Vitae: ¿Cuál es más efectivo para conseguir trabajo?

Ante la creciente cantidad de egresados universitarios en Perú, es necesario utilizar nuevas herramientas para conseguir empleo

Marketing personal vs. Currículum Vitae: ¿Cuál es más efectivo para conseguir trabajo?

Por: Sebastian Cuartero Ruiz (scuarteroruiz@gmail.com)

Según el más reciente estudio realizado por el Banco Mundial, Perú se encuentra en el segundo país con la mayor cantidad de egresados universitarios en toda la región, con casi el 65% de estudiantes con el grado de bachiller, lo que implica una alta competitividad en diferentes rubros del área profesional.

En una época en que la búsqueda de profesionales no se limita tan solo a grados académicos, sino a obtener colaboradores que aporten a las empresas otro tipo de cualidades, el marketing personal es una buena herramienta para atraer a los empleadores.

Pero, ¿Qué es el marketing personal y en qué se diferencia de un currículum vitae? En la vida cotidiana entendemos al marketing como una serie de estrategias para vender mejor un producto y al aplicar este concepto al campo laboral, lo que se busca con el personal branding es conseguir que el profesional tenga un valor por encima del resto de postulantes.

Marketing personal vs. Currículum Vitae

El curriculum vitae (CV) se describe como un documento que presenta datos personales, académicos y profesionales del postulante, que por lo general están redactados de manera ordenada y sin mucho detalle.

El modelo de currículum vitae, en comparación con el marketing personal, tiende a ser más limitado, dado que no se contemplan otras cualidades del profesional, como puede ser su desenvolvimiento frente al público u otras habilidades que no siempre se consideran dentro del CV.

Otra diferencia entre ambas herramientas, es que el CV tiene un formato único, sea digital o físico, mientras que el marketing personal consiste en un trabajo de posicionamiento en diversas plataformas, como pueden ser las redes sociales, desde Twitter hasta Linkedin.

Esta variedad de formatos facilita una presentación mucho más amplia, como el uso de vídeos para realizar una presentación como profesional, en la que además, se le muestra una imagen más directa al empleador, el cual podrá ver en el postulante no solo una lista de éxitos académicos o profesionales, sino su perfil humano.

¿Cómo aplicar el marketing personal?

Si buscas ser un profesional al que los empleadores busquen o que se pueda posicionar por encima de la competencia, debes aprender cómo funciona el personal branding.

Al igual que toda marca, debes reconocer tus cualidades y habilidades, ya que estas serán la base para crear un valor diferencial para los potenciales empleadores.

“Recuerda que una de las claves para ganarse al consumidor son la confianza y la transparencia. Tu cliente necesita saber quién eres y qué has hecho en la vida. De nada sirve que tú y tu empresa seáis excepcionales si nadie lo sabe”, explica la especialista Ruth Ríos.

Reconoce y define 

Esto quiere decir, que un punto clave es definir cómo deseas ser visto en el ámbito profesional. Una vez establecido este objetivo, se debe comenzar un trabajo de posicionamiento en las redes sociales, las cuales son de gran ayuda para darse a conocer, más allá del currículum vitae.

Una vez activadas todas estas plataformas virtuales, debes de trabajar en ellas teniendo en cuenta el contenido que publicas, dado que una frase mal dicha o un contenido fuera de lugar, puede manchar la reputación que has ido consiguiendo hasta el momento.

Muestra tu trabajo 

Como explica Jon García Tajadura en su portal ‘La cultura del Marketing’, es necesario “sobresalir del resto de la manada” mostrando tu trabajo y, con la ayuda de Internet, esto es posible.

Sea cual sea la profesión, mostrar tu trabajo siempre te garantizará un mayor éxito frente al resto, en el caso de un diseñador gráfico, crear un portafolio digital y mostrarlo en las redes sociales puede ser una buena forma para los empleadores conozcan tu trabajo.

De igual manera, utilizar Facebook o Twitter para tener “seguidores” que admiren tu trabajo sumará puntos para los empleadores, quienes verán en ti un profesional capacitado para hacer un trabajo adecuado y por encima de las expectativas.

Errores al momento de aplicar el Marketing Personal

Ya trazados los objetivos, definidos los canales y posicionado en el entorno digital, es importante evitar una serie de errores que pueden perjudicar tu personal branding.

Algo muy importante, es separar las plataformas personales de las profesionales, si en caso decides utilizar Facebook como canal para darte a conocer como profesional, es recomendable que crees dos perfiles, de manera que no se relacione tu vida privada a tu trabajo, recuerda que tu empleador no tiene porqué saber de tus actividades cotidianas.

Averigua cómo apareces en Internet 

Otro punto importante, es revisar en Google si información que pueda perjudicarte y manchar tu reputación, como quizás un proyecto muy antiguo en el que se plasmaba tu inexperiencia, en ese caso, elimínelo.

Si quieres tener un progreso notable, no olvides actualizar el material que publicas, sean opiniones como profesional o trabajos que demuestren tus habilidades, recuerda que no eres el único tratando de sobresalir, y los empleadores te verán como una opción más óptima si te ven en constante actividad.

Imagen personal 

Cuida tu imagen personal. Vivimos en un mundo físico, y cómo explican los especialistas, parte del personal branding es tener una presencia impecable. Esto quiere decir, que las fotografías que utilices deben ir acorde a tu rubro de trabajo y que no sean exageradas o fuera de contexto.

Esta es la forma de aplicar el marketing personal y lograr escalar de forma más sólida hacia el trabajo deseado, esto no quiere decir que no se trabaje en un CV adecuado y bien estructurado, pero con las nuevas tecnologías y la creciente cantidad de profesionales en el país es necesario adaptarse a las nuevas tendencias en el mundo laboral para llegar al éxito. 

Lo más visto
Más en sección