Desarticulan a la organización “Los Truchas del Valle” (VIDEO)

Grupo criminal es acusado de robo agravado, extorsión y asesinato. Según las autoridades, banda operaba en San Jacinto, Moro y Nepeña desde el 2014. Entre sus víctimas se encuentran el alcalde Manuel Figueroa y el padre Juanito

Por: Redacción

Una organización criminal implicada en diversos delitos como robo agravado, extorsión y asesinato fue desarticulada la madrugada ayer por la Policía Nacional del Perú y el Ministerio Público. Se trata del “Los Truchas del Valle”, que -según las autoridades- venía cometiendo sus ilícitos en los distritos de Nepeña y Moro, en la provincia del Santa, en Áncash.

El megaoperativo que contó con la participación de 453 policias y 37 fiscales permitió la captura de 15 presuntos integrantes de la mencionada organización criminal. Se allanaron 25 inmuebles y también se intervinieron ocho celdas del penal de Cambio Puente.

OPERATIVO. El megaoperativo fue dirigido por el fiscal Carlos Franco Alzamora, de la Fiscalía Especializada Contra el Crimen Organizado del Santa (FECOR), quien durante varios meses investigó a la organización “Los Truchas del Valle”, la cual venía operando desde el 2014.

En tanto, el trabajo de descerraje, allanamiento y detenciones estuvo a cargo de la División de Investigaciones de Alta Complejidad (Diviac) de Lima, para lo cual contó con el apoyo del personal policial de la región.

DETENIDOS. Las autoridades detuvieron a 15 personas tras el allanamiento a 25 inmuebles de San Jacinto, Nepeña y Moro.

Según el Ministerio Público, entre los detenidos se encuentra el presunto cabecilla de la referida organización criminal, identificado como Rusbel Víctor Cardenas Bogovich, alias “Cachete” o “Chimbotano”.

Además, fueron intervenidos Wilfen Alle Torres Diestra “Pata Verde”, Clener Carlos Valverde Rodríguez “Klener”, Roberto Eli Fukuda Vásquez “Tito”, Policarpio Miguel Alvarado Chauca “Micky”, Marlon Marvin Mendoza Carrasco “Marlon” y Noriyuqui Anibael Altamirano Castillo “Yuqui”.

Del mismo modo, se detuvo a Rigoberto Segundo Miranda Aguayo “Churu”, Davis Salomón Miranda Aguayo “Wisho”, Sebastián Miguel Alvarado Robles “Sebas”, Milco Javier Tolentino Murga “Milco”, Juan Luis Escalante Murga “Luketi”, José Luis Vergara Sánchez “Pepe”, Pedro Miguel Valverde Jara “Miguel” y Wiliam Gustavo Barahona Alvarado “Chavo”.

LA ORGANIZACIÓN. Según la información del Ministerio del Interior (Mininter), “Los Truchas del Valle” se conformó el año 2014 con el objetivo de beneficiarse ilegalmente de la prosperidad que experimentaban ciertas localidades rurales de la provincia del Santa, como resultado de la actividad turística y por la influencia del sector agrícola, al igual que por la ejecución de las obras públicas y el canon minero.

Con el paso del tiempo lograron irrumpir y enquistarse en los distritos de Moro y Nepeña, así como en el centro poblado de San Jacinto y sus anexos.

Entre sus principales víctimas figuran autoridades políticas, empresarios de construcción, transportistas, acopiadores mayoristas de productos de exportación y comerciantes de la zona.

En base a las indagaciones policiales, en el 2015 crearon un distintivo para ser reconocidos por otros grupos criminales y por potenciales víctimas. Comenzaron a usar stickers con la silueta de truchas.

En un primer momento, utilizando el logo extorsionaban a los transportistas que realizaban el servicio de colectivo. Los propietarios de las unidades eran obligados a pagar cupos a cambio de seguridad, bajo la modalidad de “chalequeo”.

Posteriormente, la organización criminal empezó a colocar logotipos en tiendas comerciales, centros de acopio de palta, camiones de carga y grifos. En caso de que los agraviados no accedieran a sus pretensiones, sufrían atentados contra sus vidas, amenazas de muerte, daños contra sus viviendas y asaltos a mano armada.

EL CABECILLA. Según las autoridades, “Los Truchas del Valle” tenía como cabecilla a Víctor Rusbel Cárdenas Bogovich, más conocido en el mundo del hampa como “Cachete” o “Chimbotano”, quien tiene antecedentes penales por estafa y robo agravado.

El cabecilla convocaba a delincuentes con amplio prontuario para cometer delitos de alta lesividad. Había convertido su domicilio, ubicado en el pueblo joven La Balanza, en una especie de búnker para reuniones de coordinación.

Las inmediaciones de su vivienda eran custodiadas por subordinados, quienes también lo acompañaban en sus traslados para el cobro de cupos a las empresas de transporte como Virgen del Rosario y 2000, entre otras.

SECTORES. La organización había sectorizado su accionar delictivo. El Sector 1 comprendía el distrito de Moro y sus anexos, mientras que el Sector 2, el distrito de Nepeña y el centro poblado San Jacinto.

Cada sector estaba al mando de un lugarteniente. Uno de ellos es Edgar Arturo Cano Castillo “Verga”, quien continuaba operando desde la prisión. El otro cabecilla también está identificado y en proceso de captura, informaron las autoridades.

ACCIONAR. La Policía también descubrió que los miembros de “Los Truchas del Valle” recurrieron a amenazas de muerte y homicidios por encargo contra autoridades y empresarios que ejecutaban obras públicas.

Las investigaciones policiales señalan que pugnas al interior de esta organización delictiva terminaron con los asesinatos de Roger Bedón Velásquez “Piñata” y su hijo Erick Bedón Polo “Piñatita”, registrados el 27 de enero del 2018.

También se ha informado que la organización criminal constituyó como órgano de fachada el Comité Sectorial de San Jacinto, con reconocimiento del Sindicato Unido de Trabajadores en Construcción Civil de Chimbote y la región Áncash. De esa manera, se exhibían como dirigentes sindicales ante las autoridades locales para no despertar sospechas.

De otro lado, se forjó un clan familiar denominado “Los Pipa” al interior de “Los Truchas del Valle”, que además de participar en actividades ilícitas habían establecido una red de microcomercialización de drogas.

SITUACIÓN. Vale mencionar que el Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte del Santa aprobó el pedido de 15 días de detención preliminar para los presuntos integrantes de “Los Truchas del Valle”. Se autorizó la detención de 35 personas, pero solo se pudo capturar a 15. La Policía sigue en la búsqueda de los demás implicados.

Los intervenidos fueron trasladados hasta la sede de la Sección de Investigación Criminal de Chimbote, donde permanecerán hasta que se venza el plazo de detención preliminar. Tras ello, el representante del Ministerio Público tendrá que definir si solicita o no prisión preventiva para ellos. En anteriores casos, algunos detenidos han optado por acogerse a la colaboración eficaz a fin de que su castigo sea menor. 

Tags

Áncash

Lo más visto
Más en sección