Remanentes de “Los Injertos” delinquen con “Los Malditos”

Integrantes de las organizaciones criminales se dedicaban a cometer delitos de extorsión, robo, sicariato

Remanentes de “Los Injertos” delinquen con “Los Malditos”

Por: Ericka Alvarado

Tras la captura de 26 integrantes de la organización criminal “Los Malditos de la Reconstrucción”, se ha podido conocer que, mediante sus vínculos con personas de mal vivir, venían operando en la zona norte del país y estaban inmersos en otras bandas delictivas para cometer delitos de extorsión, usurpación agravada, sicariato y tráfico ilícito de drogas.

ORGANIZACIÓN. Los agentes expresaron que integrantes de la red criminal, desarticulada el pasado 7 de setiembre, fueron parte de otras bandas delictivas. Además, la banda tenía entre sus integrantes a miembros de la Policía y del Ejército del Perú.

Los investigadores expresaron que la organización dirigida por Luis Alberto Agurto Romero, alias “Pulga”, y por Jorge Luis Quezada Carmen, alias “Pantera”, tendría un amplio prontuario delictivo, ya que sus integrantes habían conformado redes criminales como “La Gran Familia”, “Los Injertos del Norte” y “Las Hienas”, al menos desde el 2012.

Entre los implicados de esta red en Chiclayo, se encuentra Mesías Tarrillo Coronel (a) “Pelao” o “Manuel”, quien fue capturado en la intersección de la calle Tacna y la avenida Sáenz Peña, cuando se desplazaba en su vehículo de placa P2W733. Al detenido se le sindica de ser el encargado de abastecer con armas de corto y largo alcance, así como con municiones.

Por indicaciones de “Pulga”, “Pelao” era quien distribuía el armamento a los diferentes ciudades del norte donde iban a cometer sus fechorías.

PARTICIPACIÓN. Según la Policía, “Pelao”, junto a sus hermanos Ramiro y Sergio, habrían integrando bandas delincuenciales como “Los injertos del Norte” y “Panetón y sus hienas”.

En el año 2010, se le vinculó con un asalto ocurrido en la ciudad de Chimbote, donde habría participado junto a los integrantes de la red criminal “La Gran Familia”, que tiene como cabecilla Román Ángel León Arévalo, alias “Viejo Paco”. Posteriormente, los remanentes de esta organización formaron “Los Nuevos Injertos del Norte”, la cual se dedicaba a cometer delitos de robo, extorsión y sicariato en toda la región Lambayeque.

Esta organización criminal fue desarticulada, con la captura de 15 de sus integrantes, en el año 2014, después de frustrar el asalto en un grifo en el distrito de Pimentel, donde asesinaron al efectivo policial Fermín Ruiz Vásquez.

CRÍMENES. Según comunicó el Ministerio del Interior, la organización criminal “Los Malditos de la Reconstrucción” se habría unido con otras bandas criminales del norte del país, para dedicarse en un inicio al asalto a mano armada y a los asesinatos por encargo. Sin embargo, en la actualidad decidieron incursionar en el cobro de cupos en agravio de las obras de rehabilitación y prevención en las zonas afectadas por los desastres naturales, en Piura, Paita y Sullana, además de otras ciudades del norte del Perú.

Tags

Lambayeque

Lo más visto
Más en sección