Pediatra se encuentra 28 años después con enfermera que le salvó al vida (FOTOS)

Brandon Seminatore nunca pensó reencontrarse con la mujer que lo cuidó cuando nació con tan solo 28 semanas

Pediatra se encuentra 28 años después con enfermera que le salvó al vida (FOTOS)

Por: Redacción multimedia

Brandon Seminatore nació en 1990, de forma prematura y casi al borde de la muerte, pero gracias a la enfermera Vilma Wong pudo sobrevivir y sin saberlo, se reencontró con ella en el lugar menos esperado.

Durante los primeros meses de vida, Wong cuidó de Seminatore de manera abnegada durante su instancia en el hospital para niños Lucile Packard de Palo Alto, en California, Estados Unidos.

"Nos ayudó a calmar todos nuestros miedos", expresaron la madre de Seminatore al Mercury News. Desde entonces, para esta familia, Wong pasó a ser "legendaria" por "el cariño y la ternura" con la que cuidó a su hijo.

Reencuentro después de más de dos décadas

No fue hasta este año, luego de 28 años, que Brandon Seminatore pudo reencontrarse, por azares de la vida, con Vilma, y sin buscarlo, dado que este pensaba que ella ya no trabajaba en aquel nosocomio. 

"Brandon, uno de nuestros pediatras residentes, nació hace 28 años en el hospital con solo 28 semanas (seis meses y medio de gestación). Vilma fue su principal enfermera. Casi 30 años después, Vilma reconoció su nombre mientras hacía una ronda por el hospital", indica el hospital en Facebook.

Wong comentó que al conocer al Seminatore, uno de los nuevos miembros de su equipo, quien comenzaba su residentado como pediatra, supo que se trataba de un antiguo paciente.

"Brandon estaba en mi equipo cuidando a uno de mis pacientes. Le pregunté quién era y su apellido me resultó muy familiar. Seguí preguntándole cosas, como de dónde era. Me dijo que era de San José y que había nacido prematuro en este hospital", cuenta la mujer.

"Recordaba haber atendido a un bebé con el mismo apellido. Para confirmar mis sospechas, le pregunté si su padre era policía. Entonces hubo un gran silencio y él me preguntó si yo era Vilma. Y dije que sí", fue entonces, cuando ambos se reconocieron y la historia se hizo viral por medio del propio hospital.

Lo más sorprendente, es que pese al tiempo, la enfermera de 54 años recordó a su paciente y ahora compañero de trabajo. "Conocer a Vilma ha sido una experiencia surrealista. Se preocupa por sus pacientes hasta el punto de recordar sus nombres tres décadas después", dice Seminatore. 

Lo más visto
Más en sección