Apatía electoral

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

Estamos a casi un mes de los comicios para elegir al próximo alcalde de Lima y no recuerdo que en los últimos años hayamos estado ante un proceso electoral tan cargado de apatía e indiferencia por parte de los electores, lo que se refleja en el alto porcentaje de ciudadanos que, según la encuesta de GFK publicada ayer en La República, afirma que no votaría por ningún candidato (30%) o que aún está indeciso (22%).

Tiene mucho que ver en esta apatía la difusión de los audios del escándalo, que nos han hecho ver el nivel al que ha llegado el cáncer de la corrupción en el Perú. Pero más allá de eso, es evidente que el elevado número de candidatos, la improvisación de los mismos y de sus agrupaciones políticas, y el ver tanto rostro ya conocido y de no muy buena reputación, ha llevado a que la gente brinde poco interés a los comicios que llevarán a elegir a la máxima autoridad de la capital del país.

Miremos el caso de Renzo Reggiardo, quien aparece puntero en la encuesta con apenas 11.6%. Habría que ver qué tanto respaldo tendrá si gana, si apenas uno de cada diez limeños votaría por él. Lo sigue Ricardo Belmont, el rabioso antiinmigrantes venezolanos, con 5.6%. Más atrás, con 5.3%, se ubica el exhumalista Daniel Urresti, procesado por la muerte de un periodista y postulante por la agrupación de José Luna Gálvez, quien nadie sabe por qué está pasando tan piola.

Y si vamos a los distritos, encontramos la cosa más crítica. Muchos paneles, mucho colorido y muchas sonrisas amables y carismáticas, pero pocas propuestas viables. Ahí está, por ejemplo, el caso de Santiago de Surco, donde la candidata fujimorista, Kary Griswold, ofrece decirle “Adiós al crimen” si votan por ella. Si la señora tiene la receta mágica, deberían llevarla hoy mismo al Ministerio del Interior para impedir que se siga matando gente en las calles.

Soy poco optimista para lo que queda de la campaña. Es una lástima que luego del escándalo “Lava Jato”, y de los actos de corrupción conocidos en años anteriores en gobiernos regionales y municipalidades, no se haya producido un corte, un antes y un después en la política, pues como vemos seguimos con las caras de siempre, los “anticuchos” de toda la vida y las propuestas poco serias que harán que vayamos a votar, en muchos casos, lamentablemente, solo por no pagar la multa.

Tags
Lo más visto
Más en sección