Cierre y reubicación de penales en Puno

COLUMNA: ALBERTO QUINTANILLA CHACÓN

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en el informe “Estadísticas de Seguridad Ciudadana (2018)”, establece que uno de los principales factores que contribuyen a la inseguridad ciudadana es el traslado de presos a lugares distintos a su domicilio. Siendo Puno la principal región donde se realizan este tipo de traslados.

En ese sentido, en diciembre del 2016 presentamos una iniciativa legislativa para la reubicación de personas privadas de la libertad en establecimientos penitenciarios cercanos a sus lugares de residencia, estableciendo que en la región Puno se inicie el Plan de Reubicación de Internos a establecimientos penales cercanos a sus lugares habituales de residencia, disponiendo que no se trasladen a los centros penitenciarios de la región a internos de alta peligrosidad procedentes de otras regiones.

Consideramos que todos los presos deben cumplir sus condenas en penales ubicados en las cercanías de sus lugares habituales de residencia, para que no se penalice a sus familiares y amigos, que los puedan visitar como un derecho humano.

Así también se evita el traslado de la delincuencia de sus lugares de origen a las ciudades donde se ubican los centros de reclusión. Por eso los penales no deben construirse dentro del perímetro de las ciudades.

El reclamo de nuestra región debe ser atendido, determinándose el cierre y reubicación de los penales de Puno (Yanamayo) y Juliaca (La Capilla). Exhortamos a que nuestro proyecto de ley sea prontamente debatido en la Comisión de Justicia del Congreso y hacemos un llamado a las autoridades a combatir la inseguridad ciudadana en Puno no trasladando a más presos de alta peligrosidad a nuestra región. 

Tags
Lo más visto
Más en sección