Cuestión de confianza.

COLUUMNA: EDITORIAL

No cabe duda que los “CNMaudios” fueron un detonante con resultados catastróficos en las instituciones tutelares de nuestro sistema de justicia. Tras esta explosión de revelaciones, las mismas entidades, como el Poder Judicial, el Ejecutivo y el Congreso, han tenido que sumar esfuerzos para recuperar su credibilidad y la confianza de la población.

Sin embargo, hay una entidad que ha quedado bajo los reflectores de los cuestionamientos: el Ministerio Público. Por eso, ha sido el propio presidente Martín Vizcarra quien ayer en Arequipa pidió una autocrítica a la institución que comanda Pedro Chávarry, el fiscal de la Nación que desde el inicio de su gestión carga una pesada mochila: una denuncia constitucional.

“El Poder Judicial, solito, de manera autocrítica, dijo ‘estamos mal’, y se declararon en emergencia y renunció el presidente del Poder Judicial (Duberlí Rodríguez) para dar opción a que se pueda hacer el cambio. ¿Y el Ministerio Público?”, disparó el Mandatario contra Chávarry, involucrado en los audios con el suspendido juez supremo César Hinostroza.

El Ejecutivo le cuestiona al fiscal de la Nación que en esta lluvia de corrupción judicial todos se han mojado, menos el Ministerio Público. “Cuando todos estamos haciendo nuestro esfuerzo, Ejecutivo, instancias del Poder Judicial, también el Congreso ha hecho lo propio removiendo a todos los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM)... ¿Y el Ministerio Público, bien gracias? ¿Todo está bien en el Ministerio Público?”, resaltó Vizcarra.

El problema es que el Ministerio Público es una pata fundamental de la mesa de la justicia, y parece que la reforma promovida desde el Ejecutivo no avanzará mientras Chávarry permanezca en el cargo. Está en manos de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso resolver con celeridad la continuidad del fiscal de la Nación. Queremos resultados.

Tags
Lo más visto
Más en sección