Explicaciones necesarias

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

El partido de gobierno se ha abierto un frente de justificadas críticas, cuestionamientos y pedidos de explicaciones luego de que se hiciera público que el detenido José Cavassa, sindicado a inicios de la década pasada como operador de Vladimiro Montesinos en la Oficina Nacional Procesos Electorales (ONPE) y hoy vinculado a “Los Cuellos Blancos del Puerto”, trabajó para la campaña de Pedro Pablo Kuczynski, en cuya plancha iba Martín Vizcarra.

En lugar de quejarse, denunciar complots y afirmar que acá no pasa nada porque Cavassa pagó sus impuestos a la Sunat por los “servicios” prestados a Peruanos Por el Kambio (PPK), el oficialismo debería salir a explicar cómo así se les ocurrió contratar a una persona con semejantes cuestionamientos, que vienen desde los tiempos en que José “Papelito” Portillo estaba al frente de la ONPE manejada por el “Doc” para asegurar la ilegal reelección de Alberto Fujimori en el 2000.

Es alucinante descubrir que la agrupación política que en la segunda vuelta de la campaña del 2016 apelaba a la “honestidad” y la “decencia” frente al tortuoso pasado del fujimorismo haya contratado los “servicios” de Cavassa, cuya cercanía nada santa a la ONPE se habría mantenido hasta estos días, al extremo de que fue uno de los factores para la suspensión del jefe del mencionado organismo electoral, Adolfo Castillo, más allá de sus nexos con “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

No creo que a alguien en el oficialismo se le vaya a ocurrir afirmar que en tienda ppkausa desconocían quién era Cavassa, pues desde hace 18 años cualquier peruano medianamente informado sabe muy bien los líos en que estuvo metido. Lo mismo habría que decir del cuestionado José “Pepe” Luna, quien también tuvo nexos con dicho personaje en momentos en que buscaba la inscripción de su agrupación política.

Habría que preguntarse cuál es el atractivo de los “servicios profesionales” que brinda Cavassa, como para que sea contratado por agrupaciones políticas como el actual oficialismo o el partido de Luna, que está lanzando a la alcaldía de Lima a Daniel Urresti. ¿No hay forma de hacer las cosas sin gente cuestionada de por medio? Los peruanos merecemos una explicación, más allá de decir que todo fue transparente y con recibos a la Sunat. 

Tags
Lo más visto
Más en sección