Ingenuo PPK, ingenuos los “demócratas”

Columna Ariana Lira

Que nadie se haga el sorprendido. Luego de que las abstenciones de Kenji y sus secuaces salvaran a PPK de la hoguera, era evidente que no iba a ser gratuito. Los que, infantilmente, quisieron dotar a los “kenjistas” de un aire democrático y hasta los retrataron como aliviados sobrevivientes del yugo de Keiko, olvidaron que en la política las cosas no suelen ser tan bonitas.

Así, mientras cientos de peruanos festejaban lo que consideraban un “triunfo de la democracia”, el rescatado coordinaba la puesta en libertad de quien fuera el antagonista del Estado de Derecho. No fue una derrota al fujimorismo. Fue su victoria.

Por otro lado, PPK también pecó de simplista al creerse muy rápido eso de que el indulto iba a conseguirle calma. ¿De verdad no tomó en cuenta que los antifujimoristas -a quienes debe su triunfo en las elecciones- iban, con todo derecho, a tomar las calles?

Luego de sus dimes y diretes sobre su relación con Odebrecht, PPK tenía ya la legitimidad bastante mellada. Y ahora el sector antifujimorista se sube al carro de la desaprobación. ¿Salió el Presidente de una tormenta con el Congreso para adentrarse a otra con la sociedad civil? Porque si piensa que la falta de legitimidad es tan poco necesaria para gobernar como creía que era la muñeca política, habrá probado que de gobernar sabe poco.

Lo verdaderamente democrático, señor Presidente, hubiera sido ahorrarse ese berrinche de “si me voy yo, se van mis vices”, dejar que Martín Vizcarra asuma el poder como la Constitución manda y que este, con la ley y la astucia que tanto le faltaron a su predecesor, le pare los machos a la oposición prepotente.

Tags
Lo más visto
Más en sección