La partida del “Tigre”

"Lo que pareció fue que buscaba evitar las preguntas vinculadas al caso de Oviedo"

Toda situación tirante tiene un límite. Ningún orden atípico impuesto por la necesidad de sopesar una crisis podrá sostenerse en el tiempo. Por más buenas intenciones que existan en torno al surgimiento de un contexto no ideal, la naturaleza misma de ese escenario terminará llevando el asunto a momentos álgidos, que podrían desembocar en la ruptura definitiva de un proceso.

Es difícil decir esto cuando el proceso en mención es necesario, imprescindible y si dependiera de nosotros jamás debería verse interrumpido. Sin embargo, esa suerte de dualidad, de juego por dos bandas que se pretende montar en la Federación Peruana de Fútbol (FPF) carece del soporte necesario que nos permita creer que será efectivo.

El viaje sorpresivo de Ricardo Gareca rumbo a Ámsterdam, un día antes de que hiciera lo mismo junto a la delegación de la selección y poco después de que se diera a conocer la denuncia del fiscal supremo Pablo Sánchez en contra de César Hinostroza, que implica a Edwin Oviedo en pagos por más de 13 mil dólares al juez, nos llevan a pensar en que las cosas no andan tranquilas en la Videna.

Se explicó que Gareca adelantaba su viaje para resolver problemas logísticos en Europa, a pesar de que, como siempre ha sucedido, Antonio García Pye es el encargado de esos asuntos y, hasta el momento, ha cumplido con esa labor a cabalidad. También se presta a la duda pensar en qué problemas podría resolver Gareca en menos de un día. Lo que pareció fue que buscaba evitar las preguntas vinculadas al caso de Oviedo que la prensa le haría en el aeropuerto el día en que su viaje estaba pactado. El argentino viajó el último jueves, en la tarde de un feriado en el que nadie esperaba nada. Solo algunos medios lo captaron y le robaron pocas palabras vinculadas únicamente a la selección.

Otro detalle que llama la atención es que Juan Carlos Oblitas ya no tiene la presencia de antes, su labor se torna más silente que en el proceso previo. ¿Habrá crecido la incomodidad a raíz de los nuevos hechos puestos sobre el tapete? ¿Hasta qué punto esa pared que se intenta levantar entre la selección y la oficina de Oviedo tendrá estabilidad? Es algo que solo el tiempo nos dirá. Hoy, Perú está a punto de enfrentar dos amistosos de relevancia mundial y el presidente de la FPF es vinculado con el pago a un juez, a cambio de favores para un proceso en su contra. ¿Cuál será el escenario durante la Copa América? ¿Cuál será la realidad durante las Eliminatorias para Qatar? ¿Soportarán los actores implicados ese ritmo?

Lo más visto
Más en sección