Las “extrañas” visitas al terrorista Morote

COLUMNA: EDITORIAL

Las autoridades policiales y del Ministerio Público deben estar muy atentas ante los aparentes intentos que a nivel internacional estaría haciendo la banda terrorista Sendero Luminoso para traerse abajo los procesos judiciales que afrontan algunos de sus cabecillas por matanzas como las de la calle Tarata o la del distrito de Soras.

La propia Dirección contra el Terrorismo (Dircote) ha alertado que los sanguinarios senderistas Osmán Morote y Margot Liendo han recibido, en sus cómodos arrestos domiciliarios de Chaclacayo y Santa Anita, a abogados y activistas extranjeros que suelen salir en defensa de criminales como los mencionados. El propósito sería conseguir apoyo internacional para afectar los juicios que afrontan.

No sería la primera vez que extranjeros que hacen el juego al terrorismo en el país pretenden intervenir en el trabajo policial y judicial que busca sancionar actos criminales como los cometidos por Sendero y el MRTA. Antes hemos tenido a los “embajadores del terror” y a grupos dedicados a recolectar fondos a favor de la “revolución” en el Perú.

Nuestro país no puede bajar la guardia ante los intentos que desde diferentes flancos vendría haciendo el terrorismo para salir librado de sus crímenes. Lamentablemente, el apoyo que reciben no viene solo de afuera, sino también desde adentro, a través de personajes y organizaciones que les hacen el juego. Nada de eso se puede permitir en un país que aún llora a sus muertos y heridos.

Tags
Lo más visto
Más en sección