No bastan las buenas intenciones

COLUMNA: EDITORIAL

El presidente Martín Vizcarra ha puesto énfasis en la comunicación directa con el Perú profundo. Ayer estuvo en ciudades de Pasco y Junín. Luego de prometer que no dejará en el desamparo a los agricultores, dijo que espera el apoyo del Congreso para que el anunciado referéndum sea este año.

No solo se nota dinamismo en el jefe de Estado, sino también su protagonismo. En el llamado a la colaboración del Parlamento, su intención es generar consensos y hacer de comunicador principal en el tema del referéndum sobre la no reelección de los congresistas, el regreso de la bicameralidad y el financiamiento privado de los partidos. Es evidente que esto le permitirá ganar imagen para apuntalar al Gobierno en su conjunto.

En tiempos en que los audios parecen una especie de pelotón de fusilamiento y la política sigue siendo un espacio de disputas, antagonismos y enfrentamientos, los poderes del Estado deben tomar decisiones ejecutivas para luchar contra la corrupción. Sin embargo, se debe escuchar la voz del pueblo. Al fin y al cabo, todos somos parte de ese engranaje que es el Perú. “Todos los peruanos deben dar su opinión y expresar su sentir respecto al tema político y judicial”, dijo el presidente Vizcarra.

Tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo deben ser conscientes de que hay una diferencia sustancial entre el acto de hablar y el de actuar. Por eso no bastan las buenas intenciones y las promesas. Hay que apurarse y concretar acuerdos ahora mismo, porque mañana puede ser demasiado tarde.

Tags
Lo más visto
Más en sección