Salaverry sorprende

Esperemos, por el bien de todos, que Salaverry y su Mesa Directiva estén a la altura de las circunstancia

Es innegable que la actuación de Daniel Salaverry como presidente del Congreso está siendo muy distinta a la de su antecesor, Luis Galarreta. Sus declaraciones, hasta el momento, al igual que las medidas tomadas, denotan la intención de acercarse a la población y mejorar la aprobación de esta. La salida de Jibaja, la petición para la designación del contralor, la celeridad en revisar el caso Yesenia Ponce en el pleno, así como la apertura a modificar la ley de medios o “Ley Mulder”, entre otras, son claras muestras de un golpe de timón. El Sr. Salaverry parece muy consciente de que su actuación como presidente del Congreso, liderando una Mesa Directiva 100% de Fuerza Popular, es muy importante para tratar de reconstruir su mellada imagen, la de su partido y la de su lideresa, Keiko Fujimori. Si esta presunción es correcta, el Sr. Salaverry tiene un complejo, arduo y largo camino por delante, pues deberá mantener esta actitud en medio de los audios del caso “Lava Juez”, que empiezan a implicar a relevantes personalidades del fujimorismo, como Héctor Becerril, por ejemplo. Existe la posibilidad de que los audios que seguirán saliendo en los próximos meses mencionen a más miembros de su bancada. Por si esto fuera poco, Salaverry deberá lidiar con la iniciativa de referéndum propuesta por el presidente Vizcarra, la que cuenta con el respaldo de una importante parte de la población, por lo que retrasar o cambiar de manera sustancial el referéndum puede ser contraproducente, además de alejarlo de su objetivo inicial.

El encargo es difícil, muy difícil, en parte por las circunstancias que se están viviendo. Sin embargo, son estas mismas circunstancias las que le permitirán al presidente del Congreso, y a la mayoría de FP, emprender reformas trascendentales en favor de la institucionalidad del país y, en el proceso, mejorar su aprobación, lo que les será muy útil en las próximas elecciones de octubre y por supuesto en las elecciones presidenciales. Esperemos, por el bien de todos, que Salaverry y su Mesa Directiva estén a la altura de las circunstancias, por el bien de Fuerza Popular y del país.

Tags

Columnista

Lo más visto
Más en sección