José Luis Cavassa a juez: "¿De qué soy encargado yo?"

El considerado operador de la red criminal "Los Cuellos Blancos del Puerto" intentó exculparse durante audiencia de prisión preventiva, sin embargo, indicios no lo ayudaron

José Luis Cavassa a juez: "¿De qué soy encargado yo?"

Por: Sofía López (elopez@grupoepensa.pe)

El juez Manuel Chuyo Zavaleta, del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria del Sistema Especializado en Corrupción, dictó 36 meses de prisión preventiva contra 12 integrantes de la organización criminal "Los Cuellos Blancos del Puerto"

Dentro de los implicados, destaca José Luis Cavassa Roncalla, que según un informe de la Fiscalía, es considerado una persona con mucha influencia al más alto nivel de funcionarios del sistema judicial. 

Durante su intervención en la audiencia, Cavassa sostuvo que no existe ninguna llamada, mensaje, video o acto de seguimiento de la Policía que lo involucre. 

"No existe prueba de que yo haya cumplido esa función (operador). No conozco a los detenidos, solo a uno, Gianfranco Paredes, que lo he conocido un minuto, que hablé con él", declaró. Añadió que no lo han mencionado "¿de qué soy encargado yo?".

INDICIOS

Un recuento, da constancia de sus relaciones con las instituciones en las que habría logrado obtener poder. Para hacerlo, primero necesitaría “apoyo” de la institución encargada de designar al jefe de la ONPE, es decir, el Consejo Nacional de la Magistratura. Se sabe que José Luis Cavassa trabajó como asesor de José Luna, dueño de la universidad Telesup. En la universidad, labora como decana de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Flor de María Sisniegas, esposa de Iván Noguera, uno de los consejeros del CNM. Ahí tendría un primer nexo, sin embargo, fuentes señalan que ya tenían contacto con Guido Aguila y Julio Gutiérrez Pebe. Con sus vínculos en el CNM, habría logrado poner a su candidato ante la ONPE.

Electo el nuevo jefe de la ONPE, Adolfo Castillo, tenía que recibir toda la información de la transferencia del anterior período en el que estuvo Mariano Cucho. “Susana Guerrero era la encargada de hacer la transferencia, por eso Castillo la llama y le pide que haga coordinaciones con su asesor”, señala la fuente. Ese asesor que apareció en el mes de marzo de 2017, sería José Luis Cavassa, a quien Castillo presentó como un coordinador, sin embargo, este solo podría hacer un par de coordinaciones dentro de la institución, debido a que no era oficialmente una persona contratada, además tomando en cuenta que tenía un historial cuestionado cuando se desempeñó como exgerente de la ONPE entre 1997 y 2000, para ser posteriormente procesado por su presunta participación en una masiva falsificación de firmas y tener nexos con Vladimiro Montesinos

Es por eso que necesita alguien dentro de la institución y para la tarea habría enviado en julio de 2017 a Fernando Obregón. “Con el ingreso de Obregón se evidencia el desplazamiento total de Castilllo en el cargo. Obregón tenía diversas facultades, imponía, despachaba a gerentes”, manifiesta la fuente.

En quincena de agosto de 2017, Sandra Salas se acercó a la ONPE señalando que era personera de Podemos Perú y que le habían falsificado sus firmas, además que ya habían comprado el kit electoral con el nombre. “La secretaria legal de la ONPE busca a Susana Guerrero, y le dice que era urgente atender el tema y que tenía que salir el mismo día”, indica la fuente. Fue ese mismo día en que Obregón se comunicó con Guerrero para presionarla, pero ella tenía un plazo de hasta cinco días para resolver. Añade que “la secretaria legal le comenta a Guerrero que existe una presión legal por parte de ´los amigos´, pero no le dio nombres”.

Según la fuente, los nombres amigos eran: José Luis Cavassa, Óscar Nieves y José Luna Gálvez, además de personas que formaban parte del CNM.

Consultada por el tema, Susana Guerrero, exfuncionara de la ONPE indica a Correo que en la fecha en que vio por primera vez a Cavassa “no tenía conocimiento de quién era, ni había revisado sus antecedentes”. Añade que lo revelante ahora es incidir en la necesidad de que el Ministerio Público o la Contraloría efectúen una fiscalización posterior al partido de Luna. “Así se descartaría la existencia de fraude de firmas. También se tiene que revisar el proceso disciplinario contra Yorlank Arenas, porque estos deben darse con objetivo disciplinario y no como represalia”, sostuvo.

Será función de la Fiscalía probar todos los presuntos nexos de los que es acusado José Luis Cavassa. 

Lo más visto
Más en sección