Dolor de cabeza: errores comunes que se cometen

Uno de los más frecuentes es producido por el estrés

Dolor de cabeza: errores comunes que se cometen

El frecuente dolor de cabeza, no es normal cuando son constantes, por el contrario, es un síntoma que algo anda mal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta uno de cada 20 adultos sufre dolor de cabeza todos o casi todos los días.

A pesar que esta dolencia le da a muchas personas, son solo una minoría quienes acuden con un profesional. 

Hay dos tipos de dolor de cabeza, los primarios, que son benignos y en general no comprometen la vida del paciente (como la cefalea tensional, la migraña o jaqueca); y los secundarios, que son los más preocupantes: 

Dolores de cabeza frecuentes

Entre las cefaleas primarias, la tensional es la más frecuente. Lo sigue la migraña, que afecta a una de cada 10 personas. El dolor de carácter pulsátil (como un latido) puede tomar toda la cabeza, una mitad o la parte superior. Generalmente comienza en la pubertad y se da sobre todo entre los 35 y los 45 años, aunque también puede manifestarse en personas mucho más jóvenes e incluso en niños. 

Los errores más comunes antes un dolor de cabeza

El no acudir  con un especialista es uno de los principales errores que se cometen en el abordaje del dolor de cabeza, solo uno de cada 10 que lo sufren acude al médico ante el dolor crónico. 

De acuerdo a la información de la OMS, dos o tres episodios de dolor de cabeza al mes, llegan a ser normales, más de eso, hay que consultar.

Ante un ataque de migraña las personas suelen acostarse a oscuras para aliviar los síntomas

Otro de los errores más frecuentes es la autoprescripción de medicamentos. Los analgésicos a menudo pueden empeorar la frecuencia con la que se desatan los dolores . 

Acudir a remedios caseros, es una de las cosas más frecuente tener a mano los fármacos de venta libre, sin embargo esto podría dejar de consulta un caso grave.

Entre las actividades que favorecen a los dolores de cabeza ocasionados por la migraña, es hacer ejercicio, comer saludablemente, y mantener regularidad en la vida diaria, ya que esos hábitos ayudan a controlar el dolor.

Lo más visto
Más en sección