Chiquitas

Nueva era. La era Galarreta se inicia formalmente mañana en el Congreso con la reunión al mediodía de la Junta de Portavoces, donde se espera aprobar el número de comisiones con las que se trabajará en esta legislatura. Una hora después sesionará el Consejo Directivo

01 de Agosto del 2017 - 07:00

Nueva era

La era Galarreta se inicia formalmente mañana en el Congreso con la reunión al mediodía de la Junta de Portavoces, donde se espera aprobar el número de comisiones con las que se trabajará en esta legislatura. Una hora después sesionará el Consejo Directivo.

Pisando fuerte

Un día después, el jueves 3, se espera que los miembros del pleno bendigan los acuerdos adoptados y sobre la marcha se inicie la labor congresal en comisiones. Todo indica que Galarreta quiere pisar el acelerador.

Se frotan las manos

Parece que las comisiones de la Mujer y Vivienda, que quedaron en el aire tras la renuncia del grupo “mendocista” del Frente Amplio, pasarán a manos del fujimorismo, donde Schaefer y Albrecht serían los candidatos fijos a presidirlas.

En salmuera

En el Congreso ya evalúan la posibilidad de citar a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales al consejero Baltazar Morales Parraguez por un presunto caso de nepotismo. Harta chamba la que le espera a la fuji Takayama en este sensible grupo parlamentario.

“El Tunche” asoma

En la bancada oficialista aún no se ponen de acuerdo sobre quién presidirá la Comisión de Comercio Exterior, que quedó vacante tras la designación de Choquehuanca como ministra. El nombre de Jorge “El Tunche” Meléndez es el que suena fuerte.

Molinelli debuta

La cuestionadísima ministra Molinelli hizo ayer su debut en La Libertad, donde inauguró cuatro locales de Cuna Más y hasta fue declarada “huésped ilustre” por uno de los alcaldes distritales. No queremos imaginar qué titulo honorífico le impondría el siempre ocurrente “Vitocho”.

Boca cerrada

La flamante integrante del gabinete Zavala fue consultada ayer por la prensa norteña sobre las críticas que recibe por su nombramiento como ministra dada su relación con el caso Chinchero, pero ella se negó a hablar del tema.

Su mejor carta

La Molinelli dijo a los periodistas que ella va a demostrar que su trabajo es su mejor carta de presentación, y que prefiere “voltear la página” en el caso relacionado con la firma de la adenda del contrato con Kuntur Wasi Ojalá no termine ella con el libro deshojado. 

Seguridad extrema 

Lo que sí sorprendió fue ver a la ministra resguardada por un importante contingente de seguridad por pistas y arenales liberteños, como si se tratara de una estrella del mundillo “chollywoodense”.