Chiquitas

Tormenta En el Senamhi, las aguas y las nubes grises siguen movidas porque el sindicato de trabajadores exige a la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, que cumpla con un fallo judicial que pide destituir a la jefa de esa institución, Amelia Díaz Pablo. ¿Lo hará?

28 de Octubre del 2017 - 07:00

Tormenta

En el Senamhi, las aguas y las nubes grises siguen movidas porque el sindicato de trabajadores exige a la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, que cumpla con un fallo judicial que pide destituir a la jefa de esa institución, Amelia Díaz Pablo. ¿Lo hará?

Redes explotaron

La información del Grupo Epensa, que mostró ante la opinión pública las terribles cifras de denuncias contra la libertad sexual, tuvo un gran efecto en las redes sociales. En la izquierda, una de las pocas que se manifestó fue la legisladora Indira Huilca.

Van sombríos

La reacción del Ejecutivo ante la gravedad de las estadísticas fue mesurada en general, pero Chiquitas supo que el tema causó incomodidad en el Ministerio del Interior, por la forma en que estas cifras podrían influir en la imagen del ministro Carlos Basombrío.

Tarea para la casa

La verdad es que en el Mininter las cosas están mal hace rato y no solo por sus erróneas interpretaciones sobre los contenidos de prensa y el rol que le compete. No es un problema periodístico, que persista el machismo en las dependencias policiales cuando estas denuncias se presentan en las comisarías.

Fuera de marco

En el Congreso, varios legisladores como Richard Acuña o Yeni Vilcatoma, a través de las redes sociales, destacaron el enfoque informativo del caso, pero llamó la atención la postura áspera del fujimorista Marco Miyashiro cuando le pedimos una opinión. Parece que solo quiere hablar de terrorismo.

Díaz negros

Vicente Díaz Arce casi la libra. Por varias horas, los fiscales y policías que allanaron su domicilio en Surco lo consideraron prófugo, pero en realidad estaba en el cuarto del motor de la piscina, escondido y sin intenciones de entregarse. Parece que hasta en eso es un aplicado discípulo de Carlos Orellana.

Juez justo

Sorprende que el exjuez supremo Javier Villa Stein se haya pasado al otro lado de la mesa: Del alto cargo en la magistratura a la defensa

de un sujeto que pertenece al entorno de un símbolo de la corrupción en el país como Carlos Orellana. Este no es un buen antecedente para postular al decanato del CAL.

Plata como cancha

Sorprende que algunos investigados por corrupción digan que están limpios de todo mal y se presenten con tres abogados, como ayer Díaz Arce, o Félix Moreno, hace un par de meses. ¿Y de dónde les pagan?

La flor se marchitó

La salida de Pablo de la Flor de la Autoridad para la Reconstrucción representa un momento crítico para el Gobierno. A menos de una semana de la salida del titular del INEI, la renuncia deja la impresión de que el régimen va de tumbo en tumbo.