Chiquitas 8 octubre 2018

COLUMNA: CHIQUITAS

08 de Octubre del 2018 - 07:00

El gran reto

El reto de Jorge Muñoz será en el futuro preservar esa imagen de candidato con planteamientos técnicos que exhibió en el debate electoral. Su identificación con el aparato partidario no ha sido tan fundamental para su triunfo como sí lo fue -en parte- su propio prestigio de exalcalde miraflorino -además del derrumbe de los postulantes punteros-.

Pan con torreja

Qué grato fue ver a Muñoz desayunando ayer con niños de Villa El Salvador con el clásico pan con torreja, situación que contrasta con el episodio de su correligionario Alfredo Barnechea, quien se desinfló en las elecciones presidenciales por despreciar un trozo de chicharrón a una cocinera cañetana.

El nuevo “colorado”

Muñoz no solo le arranchó en una semana los votos a Ricardo Belmont, sino que también se apoderó de la chapa que en los inicios de su vida política identificó al exalcalde de Lima. A su ingreso al colegio donde le tocó votar, la gente no paraba de gritarle: “¡Buena, colorado!”.

Culpables

La estrepitosa cifra alcanzada por los candidatos a Lima de Fuerza Popular y Peruanos Por el Kambio en la campaña municipal es una clara muestra de que la opinión pública los identifica como culpables de las sucesivas crisis políticas que han sacudido nuestra coyuntura durante los

últimos dos años.

Burbuja reventada

Es lamentable que Beingolea se haya valido de la figura de Yola Polastri para llamar la atención de su candidatura, y ayer de la imagen del “Tucán” Luis Bedoya Reyes, mostrándose del brazo del líder pepecista en el día de la elección. “Un torpe uso del veterano líder pepecista”, como apunta el frenteamplista Arana.

Raspa y gana

Mientras Daniel Salaverry salía de la institución educativa del Liceo, en Trujillo, tras emitir su voto, un ciudadano se animó a gritarle “corrupto” al fujimorista. Segundos después, un sujeto, presuntamente simpatizante del legislador, golpeaba en el rostro al osado irrespetuoso.

¡Asesino!

Otro al que no le fue muy bien durante el momento de votar fue a Daniel Urresti. Cuando dejaba el colegio donde le tocó sufragar, en La Molina, alguien se le acercó para gritarle “asesino”, a propósito de su juicio por el caso Bustíos. El candidato a la alcaldía limeña solo atinó a subir a su auto sin caer en la provocación.

Platos rotos

Richard Acuña pagó ayer los platos rotos en Trujillo. Pese a que una representante del JNE le hizo saber que podía dirigirse directo a su sala de votación, el congresista optó por esperar su turno. Aún así no se salvó de las quejas de los electores que le pidieron a voz en cuello: “¡Haga su cola y respete a la gente!”.

Equipo de avanzada

Keiko Fujimori envió a su local de votación en Surco a un equipo de avanzada para estudiar el terreno. Personal de prensa, integrantes de TV Congreso y miembros de la juventud “naranja” se hicieron presentes junto con una nutrida portátil.

Con sus asesores

Los asesores keikistas Pierre Figari y Ana Hertz, tan criticados por el ala kenjista, llegaron minutos antes de que su lideresa ingresara al colegio Abraham Roldan. La Hertz arribó ataviada con el hábito morado. ¿Será por el Señor de los Milagros o por la catana electoral a Diethel en Lima?

Misión naranja

Aunque la lideresa “naranja” llegó junto con su gente, no faltaron los vecinos que le dijeron de todo. “¡Fuera!”, “¡Corrupta”, son algunas frases que fueron rápidamente digeridas por el griterío de la portátil fujimorista, que de esa forma cumplió su misión.

Van con todo

Si le damos vuelta a la página electoral, vemos que esta semana será decisiva no solo en el caso de la acusación constitucional contra Chávarry y Becerril. Los “limeñitos” de la bancada oficialista se reunieron tras la última plenaria y acordaron respaldar en todos sus extremos el informe que lapida al fiscal de la Nación.

Observaciones

La situación fue distinta cuando se abordó el informe Becerril. Tanto Aráoz como Bruce habrían advertido algunas inconsistencias en el documento elaborado por César Vásquez, que pide inhabilitar al fujimorista por cinco años.

Dúo dinámico

Sin embargo, Violeta y Meléndez, voceros del grupo, insistieron en la necesidad de apoyar el informe en todos sus extremos, pues no podía dejarse dudas de que Peruanos Por el Kambio sigue la línea del presidente Vizcarra en su lucha contra la corrupción.

Mucho ojo

No obstante, otro de los presentes fue más allá y advirtió que la ciudadanía podía pensar que “limpiar” a Becerril, implicado en los “audios del escándalo”, podía sugerir un acuerdo entre PPK y el fujimorismo, sobre todo ahora que Aráoz y Bruce son investigados en la Fiscalía por el mismo caso. ¿Y si Violeta y Meléndez retroceden? ¡Cuidado con las negociaciones!

Lo más leído