Chiquitas 8 octubre 2019

COLUMNA: CHIQUITAS

08 de Octubre del 2019 - 07:00

Núcleo duro

Todo indica que el control del Congreso aún está en manos del núcleo duro de Fuerza Popular, representado por Rosa Bartra, Karina Beteta y Martha Chávez. Al menos eso se comenta en predios "naranjas". La directiva ha sido clara para el oficial mayor Giovanni Forno, quien hace de todo para que funcionarios del Parlamento le hagan caso.

No es lo mismo
Lo que sucede es que, tras la disolución del Congreso, muchos administrativos ya no siguen a pie juntillas la línea de los legisladores fujimoristas, quienes se oponen incluso, en algunos casos, a que ingresen documentos que vengan de entidades del Ejecutivo.

Ojo a contratos
Este mes concluyen los contratos de la mayoría de trabajadores del Parlamento que fueron incorporados para cargos de confianza en el servicio parlamentario. Muchos colaboradores, según nuestras fuentes, prácticamente solo van a marcar, pues trabajo no hay mientras continúe cerrado el Congreso.

Amenazas

Una seria denuncia fue la que formuló Yeni Vilcatoma tras conocerse de su encuentro con Antauro Humala. Ella informó que su madre recibió amenazas del número 016013400 y que ella las recibe del 981162846. El ministro del Interior ya ha sido puesto sobre aviso.

Balconazo

Luz Salgado aseguró sentirse muy dolida en su fe católica porque ya no podrá ver pasar la procesión del Señor de los Milagros desde la puerta del Palacio Legislativo, que esta vez no podrá abrir sus puertas tras la disolución del Congreso. Ahora, dijo, tendrá que verlo desde el balcón. Bueno, no es para tanto, ¿no?

Sin cable

Minutos antes, la legisladora "naranja" se quejó porque en su despacho, ubicado en el edificio Santos Atahualpa, se fue la señal de cable. Es extraño que esta situación se venga repitiendo pese a que la Comisión Permanente todavía sigue en funciones.

Sin salida

En la bancada fujimorista aún no han tomado una decisión sobre su participación en los próximos comicios de enero. Sin embargo, Fuerza Popular no tiene otra salida, pues de decidir no hacerlo, corre el riesgo de perder su inscripción partidaria.

Ira "naranja"

Desde el fujimorismo ya empiezan a lloverle críticas a Meche Aráoz por su papel en esta etapa de crisis política. Muchas voces sostienen que ella no entendió su misión de recuperar la democracia. Su colega Beteta fue más cauta y se reservó el derecho de opinar sobre el tema.

Guerra de monedas

A la marcha contra el "golpe de Estado" no faltaron ayer los izquierdistas para ponerle sazón a la movilización. Ambos grupos se arrojaron monedas de distinto valor mientras se decían de todo. Los más agradecidos fueron los ambulantes, que se ganaron con el sencillo.

Lo más leído