​En espera

El general EP (r) Nicolás de Bari Hermoza Ríos sigue postrado en su celda, en el penal Piedras Gordas 2, a la espera de que prospere el indulto humanitario que solicitó a su favor su abogado César Nakazaki. Hermoza Ríos tiene una condena de 22 años por varios delitos, como narcotráfico, corrupción de funcionarios y enriquecimiento ilícito por su rol en el fujimontesinismo.

20 de Enero del 2019 - 08:15

Delicado

Según Nakazaki, Hermoza Ríos “está prácticamente paralítico, no tiene fuerza muscular para movilizarse y padece del mal de Alzheimer”. Es decir, explica, es absolutamente inhumano mantenerlo en prisión. Es más, tiene varios procesos judiciales pendientes; sin embargo, por sus males, no asiste a las audiencias.

Hay temor

La solicitud de indulto humanitario para Hermoza fue interpuesta en octubre del 2017 ante la Comisión de Gracias Presidenciales. Sin embargo, según Nakazaki, desde los “narcoindultos”, estas gracias se han satanizado tanto que es difícil que se tramiten y se acepten.

El guardadito

El juez Richard Concepción Carhuancho fue candidato a regidor en la provincia de Chanchamayo, en los comicios del 2006, en la lista de Convergencia Regional Descentralista (Conredes), que lideraba el izquierdista Vladimiro Huaroc, antropólogo de profesión.

Antecedente

El dato sobre la candidatura de Concepción en el 2006 y su afinidad con Huaroc puede ser una señal del pensamiento político del hoy juez. No obstante, es claro que ello no tendría por qué influir en sus fallos. Un detalle no menor es que Huaroc fue en un inicio parte de la plancha presidencial de Keiko en el 2016.

Los años verdes

El congresista Alberto Quintanilla Chacón, actual vocero de la bancada de Nuevo Perú, acaba de convertirse en abuelo. Él integró el Congreso que sufrió el autogolpe de 1992. Allí formaba parte de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, junto a Roberto Ramírez del Villar, César Barrera Bazán, Aurelio Loret de Mola y Óscar Urviola.

Le da con palo

La congresista Marisa Glave mostró su abierta discrepancia con una “caricatura” del semanario Hildebrandt en sus trece que muestra a Rosa Bartra con un moretón en el ojo y consolada por su aparente agresor, Daniel Salaverry. “Esto no es humor, es agresión”, señaló Glave.

Apanado

Glave dijo además sobre la “caricatura” que “en este tiempo se cree que la manera de descalificar a una mujer es burlarse de ella, frivolizarla, agredirla”, y agregó que aunque discrepe y debata permanentemente con Bartra, no está de acuerdo con esta forma de agresión. Por cierto, no fue la única que vapuleó el mensaje.   

Lo más leído