​Resistencia

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, decidió dar la pelea en la Junta de Fiscales Supremos y se negó a renunciar, como se lo pidieron sus colegas. Su actitud deja mucho que desear respecto a la salud de la institución, que debería estar por encima de todo.

05 de Enero del 2019 - 07:45

Resistencia

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, decidió dar la pelea en la Junta de Fiscales Supremos y se negó a renunciar, como se lo pidieron sus colegas. Su actitud deja mucho que desear respecto a la salud de la institución, que debería estar por encima de todo.

Opciones

Según el expremier Juan Jiménez Mayor, la Junta de Fiscales Supremos no puede remover al fiscal de la Nación, pero sí puede declarar la pérdida de confianza. Sin confianza de la Junta, el titular del Ministerio Público no puede (ni debe) gobernar la institución. Será para la próxima.

Incomprensible

La última de Chávarry abona a su cadena de despropósitos. Ayer, pidió al presidente del Congreso, Daniel Salaverry, que forme una comisión que investigue las declaraciones de Martín Vizcarra y José Domingo Pérez, en el sentido de que su decisión de remover a los fiscales de “Lava Jato” retrasó la firma del Acuerdo de Colaboración con Odebrecht.

Extravagancia

En un oficio hecho público, Chávarry señala que según la información de medios de prensa brasileños, la suspensión de la firma del Acuerdo de Colaboración obedece estrictamente al cambio de autoridades en el Poder Ejecutivo de ese país con la asunción en el cargo de presidente de Jair Bolsonaro. La pregunta es: ¿Y para eso se necesita una comisión investigadora?

Rey sin corona

Más empoderado que nunca, José Domingo Pérez no quiere no solo a Chávarry sino tampoco a Tomás Gálvez Villegas ni a Víctor Raúl Rodríguez Monteza en la Junta de Fiscales Supremos. Está bien que siga a cargo del caso “Lava Jato”, pero eso de ir ordenando quién debe quedarse y quién no, habla mal de cómo administra su empoderamiento.

Roma

Un video de ayer muestra al presidente del Congreso, Daniel Salaverry, paseando por las calles de Roma en compañía de su esposa. Un día antes, Rosa Bartra lo conminó a sacarse las rodilleras (por su constante apoyo a Martín Vizcarra) y ponerse a trabajar. Parece que estas vacaciones le van a salir caras.

AMLO chavista

El Grupo de Lima no reconocerá la Presidencia que asumirá Nicolás Maduro el 10 de enero y casi todos los integrantes de ese foro antichavista firmaron el documento, salvo uno: El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Una verdadera vergüenza.

Invidentes

Poco antes del Año Nuevo, la mayoría de videntes pronosticó que Keiko Fujimori dejaba la cárcel en poco tiempo. Algunos vaticinaron que no pasaba de marzo. La verdad es que patinaron feo, pues, salvo que se escape que es muy difícil, la lideresa de FP seguirá en prisión. 

Lo más leído