​Un acertijo

El nuevo término acuñado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, “perdón médico”, para el caso de Alberto Fujimori es tan insólito como su dinámica de plantear y luego negar la libertad del expresidente de acuerdo a sus ánimos o circunstancias.

08 de Julio del 2017 - 08:10

Un acertijo

El nuevo término acuñado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, “perdón médico”, para el caso de Alberto Fujimori es tan insólito como su dinámica de plantear y luego negar la libertad del expresidente de acuerdo a sus ánimos o circunstancias.

“Cantinflada”

Entre los más críticos, Alejandro Aguinaga ha señalado que los médicos no indultan, solo examinan, diagnostican y curan, pero más feroz ha sido, fiel a su estilo, Mauricio Mulder: “Con todo el respeto del mundo, es una cantinflada”, ha señalado el aprista.

De sus cenizas

Verónika Mendoza, la dizque lideresa de la izquierda, está

bajo la alfombra y escondida para todo debate público, pero si se trata de rechazar el indulto a AFF salta como una liebre. “Sr. PPK, soltar a Fujimori lo haría cómplice de corrupción y asesinatos. ¿Así quiere pasar a la historia?” Dándole una puñalada a la democracia?”, tuiteó.

¿Dónde estuvo?

La verdad es que Mendoza tiene largo tiempo jugando a la escondidas y no se le vio ni la sombra cuando diferentes líderes políticos, ministros y congresistas prodigaron esfuerzos para llevar ayuda

durante la emergencia por El Niño costero. Esos liderazgos

de teclados y mouses dejan mucho que desear.

Al rojo vivo

Que Mendoza diga también cómo va a convencer a Marco Arana para que le dé

la presidencia de alguna “comisioncita” al fantasmal

bloque de Nuevo Perú. Parece que Tierra y Libertad se quiere quedar con las cuatro presidencias y dejar

a su partido como

convidado de piedra.

A favor y en contra

Nelson Shack parece tener el consenso hasta del propio fujimorismo para ser el nuevo contralor. Uno de sus pocos críticos es “Vitocho”,

que lo considera un alfil de Fernando Zavala y cree que su cercanía con el premier no lo hará objetivo al momento de auditar las obras del Gobierno. Buen punto.

Agradecido

Rafael Rey, uno de los voceados para contralor, agradeció al Gobierno por

haberlo considerado y también a todos lo que hablaron bien de él.

Rey sin trono

Al final, el Ejecutivo consideró que el perfil político de Rey y el hecho

de haber sido parlamentario andino hubiese generado una ola de críticas, incluso contra el Gobierno.

Se allana

El que le dio luz verde a Shack fue un conciliador Edgar Alarcón. El excontralor ni siquiera protestó por haber sido separado del todo del ente de control y hasta avaló la decisión de su interino sucesor, Oswaldo Yupanqui. Dijo que antes de pensar en volver a la gestión pública, dedicará su tiempo a su

defensa legal.