Zonas de desastre son vulnerables al dengue y otros males

Mosquito aedes aegypti causa más de 5600 casos. En Lurigancho-Chosica se han detectado afecciones respiratorias y digestivas, y posible contagio de tiña
Zonas de desastre son vulnerables al dengue y otros males

Zonas de desastre son vulnerables al dengue y otros males

27 de Marzo del 2017 - 07:28 » Textos: Joselyn Levizaca/Grecia Llanos

Los lugares que han sido golpeados por los desastres naturales son altamente vulnerables a la propagación de enfermedades. Uno de los males que causa mayor preocupación al Ministerio de Salud (Minsa) es el dengue, pues ya se han reportado más de 5600 casos.

“Es una cifra más alta que la registrada el año pasado. Estamos en una búsqueda activa de personas que puedan padecer este mal a fin de evitar el contagio”, afirmó María del Carmen Calle Dávila, directora general de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Minsa.

Aunque en Lima Metropolitana no se han detectado afectados, la funcionaria advirtió que este mal puede propagarse con facilidad, debido a que la transmisión se da por el mosquito Aedes aegypti.

En ese sentido, instó a las familias a dejar ingresar al personal del Minsa a sus casas para que realicen las labores de fumigación.

ATENCIÓN. En zonas donde hubo huaicos, lluvias y otros eventos naturales, los habitantes también están expuestos a infecciones a la piel, males respiratorios y leptospirosis, enfermedad que se adquiere por el contacto con agua contaminada con orina o heces de animales infectados.

“Los más vulnerables son los niños y ancianos. Hasta el momento ya se han realizado cien trasferencias a hospitales por diferentes tipos de atenciones”, dijo Calle Dávila.

En tanto, en el poblado de Saracoto Alto, en Cajamarquilla, Lurigancho-Chosica, donde viven alrededor de 500 personas, sobre todo niños y ancianos, los bomberos detectaron males respiratorios, digestivos y dérmicos. Entre los más alarmantes están los posibles casos de tiña corporis, enfermedad altamente contagiosa.

CIFRA

500 casos de dengue se registraron en Ica, donde se concentra la mayoría de ellos.

Alarma

Brigadistas del Minsa especializados en salud mental están visitando las zonas para tratar la depresión y el estrés.

NOTA ANTERIOR

Desde hace cuatro meses, la furia del fenómeno El Niño costero no solo ha traído consigo el colapso de viviendas, carreteras y sembríos; también ha supuesto la pérdida de vidas humanas y el brote de enfermedades como el dengue, la chikungunya, el cólera, las infecciones respiratorias, entre otras.

MORTAL. En lo que va del año, se han reportado más de cinco mil casos de dengue en todo el país. La región Ica concentra la mayor cantidad de casos con 1000 pacientes en observación y 280 confirmados. Le siguen las regiones de Piura y Lambayeque con 246 y 230, respectivamente, según los últimos informes publicados por el Ministerio de Salud (Minsa).

Si bien, aún no existe un reporte general por parte del Ejecutivo sobre los casos de dengue en nuestro país a consecuencias de las lluvias, huaicos e inundaciones, se sabe que hasta el momento hay dos víctimas mortales. Una de ellas pertenece a la región Lambayeque y la otra a Ica. En esta última, aún se evalúan las verdaderas causas del deceso.

Para prevenir esta enfermedad, la directora general de Estrategias del Minsa, María del Carmen Calle, recomendó a los ciudadanos tapar y lavar bien los depósitos de agua, eliminar de los hogares los objetos inservibles (botellas, latas y otros) donde se pueda acumular el agua, y cambiar el agua de los floreros y bebederos de los animales diariamente. En estos lugares se reproducen los mosquitos transmisores.

“Una persona contagia el dengue a otra mediante la picadura del zancudo infectado”, señaló Calle en un medio local.

La funcionaria precisó que alguien con dengue tiene alta probabilidad de transmitir el mal, por lo que pidió a la población acercarse a un centro de salud ni bien presente los primeros síntomas (fiebre, dolor de cabeza, ojo y huesos). Además, solicitó a la ciudadanía permitir el ingreso del personal de salud a sus viviendas, a fin de realizar la fumigación y eliminación de objetos que puedan servir para la reproducción del mosquito.

MÁS DOLENCIAS. Al igual que el dengue, la leptospirosis, enfermedad que se adquiere por el contacto con agua contaminada con orina o heces de animales infectados; y la chikungunya, enfermedad viral que se transmite a humanos por mosquitos infectados, son otras de las dolencias que vienen aquejando a los pobladores afectados por las fuertes precipitaciones.

Las regiones con más casos de leptospirosis son Piura (56), Lambayeque (26), Tumbes (4) y Áncash (1). En cuanto a la chikungunya, solo se registraron 23 casos en Piura y otros 6 en Tumbes.

PELIGROSO ÁNTRAX. Existe preocupación entre los pobladores que viven en las zonas afectadas de Piura por la aparición de ocho casos de ántrax en humanos. No obstante, esto ha sido desmentido por la viceministra de Salud Pública, Silvia Pessah.

“Esta información es incorrecta. No hay nuevos casos de ántrax o carbunco en Piura. Hemos tenido casos en el ganado hasta antes de las lluvias que derivaron en dos casos confirmados en humanos. Después de la lluvia, desde hace un mes y medio no ha habido ningún caso de esta enfermedad”, señaló la viceministra a la agencia Andina.

Las palabras de la autoridad de salud fueron avaladas por el director general de Sanidad Animal del Senasa, Miguel Quevedo, quien indicó a Correo que, “en el presente año, solamente tenemos un caso en un caprino, ocurrido los primeros días del mes de febrero, previo al inicio de las lluvias intensas. Posteriormente o en las últimas semanas no se ha registrado ninguno”.

Sin embargo, el último viernes, un nuevo brote fue reportado por médicos del hospital de Barranca (Lima). Los galenos señalaron que tras el azote de huaicos en la provincia de Cajatambo, se detectó un caso de ántrax cutáneo humano en un hombre de 30 años. Los médicos sostuvieron que de no recibir un tratamiento oportuno, el ántrax cutáneo puede avanzar agresivamente en el cuerpo de la persona infectada.

Decreto del Ejecutivo

Medida de urgencia en el norte

Ante el incremento de casos de dengue, enfermedades respiratorias y estomacales, el Gobierno declaró en emergencia sanitaria a las regiones de Lambayeque, Piura y Tumbes por 90 días, a fin de tomar acciones inmediatas y evitar un riesgo elevado en la salud de los pobladores. Correo se comunicó con el Minsa, a fin de conocer qué tipos de medidas se establecerían tras la alerta, pero no halló respuesta hasta el cierre de esta edición.

CIFRAS

1900 casos de enfermedades diarreicas se reportaron solo en la región Piura, informó el Minsa.

3 millones de soles requiere Tumbes para dar mantenimiento a los 43 centros médicos afectados por las lluvias.