Producen cereales y granos andinos resistentes a las plagas

Se logró 150 líneas de quinua tolerantes a la enfermedad del mildiu, ahora se tiene que priorizar la rendición del grano en los campos
Producen cereales y granos andinos resistentes a las plagas

Producen cereales y granos andinos resistentes a las plagas

04 de Diciembre del 2015 - 09:01 » Textos: Thalia Vivanco » Fotos: Correo

Creado en el año 2013, el Banco de Germoplasma del Instituto Regional de Desarrollo de la Sierra (IRD) de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALN) posee más de 10 mil accesiones o registros de especies vegetales. Una accesión es el número único que se le da a un grupo de semillas (como la cédula de identidad). Cada una va acompañada con una serie de datos como el género y la especie.

SITUACIÓN. Es por ello que hace algún tiempo, especialistas de la UNALN investigan estos granos para que sean resistentes a climas adversos. “Estamos buscando nuevas variedades, y no solo eso, si no que sean resistentes. Es necesario que los productores dejen de usar pesticidas y así reducir los gastos de producción, como también conseguir granos orgánicos”, precisó Luz Gómez Pando, directora del Programa de Cereales y Granos Nativos de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALN). Agregó, que por ejemplo en el caso de la quinua , están realizando estudios de resistencia a la enfermedad del mildiu. De 2500 accesiones de quinua, se ha logrado 150 líneas del grano que son tolerantes a esa plaga. “Lo que ahora haremos es determinar y probar la rendición del grano en campos, que es lo más importante para los agricultores”, señaló.

Mientras que en otro grano valioso como la kiwicha se tiene nueve, de las cuales ya tenemos una variedad comercial y que es conocida como centenario.

CONTENIDO. Se cuenta con una colección de cereales como: avena, arroz, cebada, trigo, maíz, entre otros. Y los granos nativos que son: quinua, kiwicha y la cañihua. Y, ¿cómo funciona el Banco de Germoplasma? la especialista explicó que el germoplasma es un material para poder trabajar y mejorar diferentes características como la tolerancia a plagas, tolerancia al frío, calor y sal. Así como el comportamiento en diferentes condiciones.

SEGURO. “Nuestras autoridades tienen que saber que el método de mutaciones, y como cualquier otro método de mejoramiento, toma tiempo y se necesita recursos económicos para continuar investigando”, detalló Gómez Pando.