Colectivos operan con impunidad en Cercado de Lima

Revelan que los agentes evitan actuar por miedo a las agresiones en el Parque Universitario
Colectivos operan con impunidad en Cercado de Lima

Colectivos operan con impunidad en Cercado de Lima

08 de Septiembre del 2017 - 07:35 » Textos: Roger Chuquín » Fotos: Hugo Curotto

Decenas de taxis colectivos siguen operando en el Cercado de Lima, a vista y paciencia de los inspectores de tránsito del municipio capitalino, pese a que su actividad esta prohibida por representar un riesgo para la ciudadanía.

Esta situación se refleja en el cruce de la avenida Nicolás de Piérola y el jirón Sandia, exactamente al lado del edificio Alzamora Valdez del Poder Judicial y frente al Parque Universitario. En este lugar, los agentes ediles solo miraban cómo una docena de autos se detenía y sus conductores se bajaban a llamar y recoger pasajeros.

AGRESIONES. “Los colectivos se estacionan a sus anchas porque saben que nadie les dirá nada. A veces los inspectores les piden que se retiren, pero siguen muy frescos”, señaló Ángel Quispe, vendedor de golosinas de la zona.

Al notar la presencia de este equipo de prensa, los agentes ahuyentaron a los conductores, pero estos movilizaban sus unidades cuando querían. Los comerciantes de la zona señalaron que los agentes dejan actuar a los conductores de colectivos porque estos suelen agredirlos.

“Los insultan y los amenazan. A veces hasta los empujan. La mayoría de los inspectores son jovencitos, por eso abusan de ellos”, comentó Abdón Mejía, lustrabota de la zona.

Un grupo de conductores intentó amedrentar a este equipo. Incluso uno de ellos aceleró su unidad contra nuestro reportero gráfico.