Damas de compañía y revoltosos continúan haciendo de las suyas en bares clandestinos

Policía se queja de que la Municipalidad distrital de Pocollay poco o nada hace para controlar proliferación de cantinas
Damas de compañía y revoltosos continúan haciendo de las suyas en bares clandestinos

Damas de compañía y revoltosos continúan haciendo de las suyas en bares clandestinos

19 de Febrero del 2017 - 10:37 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Diario Correo

La medida municipal de utilizar soldadura y bloques de concreto para impedir el ingreso a las cantinas clandestinas de la avenida Jorge Basadre en el distrito de Pocollay no ha dado resultados. Los locales nocturnos clausurados desde agosto del 2016, para contener los actos de violencia, siguen funcionando, y pobladores preocupados indican que en cambio se ha incrementado ese tipo de negocios.

Lea también: "Los gallos pelean por instinto": Regidora de Pocollay niega que peleas sean maltrato animal

En recorrido por el lugar se pudo apreciar que los bloques de concreto han sido movidos. Ya no están al ras de una puerta del local clausurado, sino que han sido dejados en la pista y de tal forma que parecen adornos o un recuerdo de la Unidad de Administración Tributaria de la Municipalidad Distrital de Pocollay.

Vecinos indican que los operativos de clausura contra esos locales ilegales, que se hizo el año pasado, parece que solo fueron figurativos, porque a las horas esas cantinas volvieron a atender al público, hasta la actualidad.

Lea también: Alcalde Leopoldo Loli propone drástica medida para impedir atención de bares clandestinos

“De día parecen inofensivas cebicherías o restaurantes, pero predomina la venta de licor y con compañía femenina; así atraen a los clientes, luego se generan actos de violencia. ¿Hasta cuando tendremos que vivir así?”, dijo una pobladora, que pidió mantener en reserva su nombre para evitar represalías.

Otro lugareño señaló que fue testigo de peleas y asaltos durante la madrugada, ya que hay locales que funcionan hasta el amanecer y con “damas de compañía”.

Lea también: Comuna de Pocollay usará estos pesados muros de concreto con una finalidad exclusiva

Recordó que la cantina denominada “Las polleronas”, donde las mujeres usan polleras y aceptan acompañar en el brindis a los clientes que son de preferencia oriundos del altiplano, sigue funcionando en el inmueble N° 760, pese a que había sido clausurado en forma definitiva el 6 de octubre del 2016.

Al respecto, efectivos de la comisaría de Pocollay indicaron que constantemente realizan patrullaje por la avenida Jorge Basadre en medida de prevención, pero compete a los representantes de la Municipalidad Distrital de Pocollay denunciar en el fuero judicial a los que desacatan a la autoridad.