Delincuentes golpean a taxista para robarle su carro

Carlos Mendoza es una víctima más de la modalidad de robo “pasajero a bordo”.
Delincuentes golpean a taxista para robarle su carro

Delincuentes golpean a taxista para robarle su carro

29 de Octubre del 2017 - 15:47 » Textos: Correo Ica » Fotos: Grupo Epensa

El taxista Carlos Mendoza Torres fue sorprendido la noche del viernes por cuatro pillos que se hicieron pasar como pasajeros para golpearlo y quitarle su automóvil de placa de rodaje C0F - 186. El robo se produjo en el sector conocido como El Trébol, una de las zonas más peligrosas del distrito de Pueblo Nuevo - Chincha, hacia donde fue guiado el conductor por los ocupantes que llevaban armas de fuego para cometer su fechoría.

Mendoza Torres se encontraba por inmediaciones del campo ferial que está instalado en el terreno del estadio Félix Castillo cuando fue detenido por un grupo de jóvenes que le solicitaron servicio de taxi hacia Pueblo Nuevo. Los delincuentes, ocultando sus verdaderas intensiones abordaron el auto y se colocan uno en el asiento del copiloto y los otros tres viajaban en la parte posterior, esperando el momento para atacar.

Después de recorrer algunas cuadras del populoso distrito, los seudos pasajeros ejecutan su plan delictivo; sacan sus armas de fuego y atemorizan al taxista para que no oponga resistencia y entregue las llaves de contacto del vehículo. La víctima que estaba rodeada por la gavilla de maleantes tuvo que acceder a las órdenes. No obstante, uno de los desconocidos lo golpea con la cacha del arma, provocándole lesiones en la cabeza.

El agraviado fue abandonado por El Trébol, mientras los delincuentes escaparon llevándose su herramienta de trabajo. Serenos de la municipalidad distrital de Pueblo Nuevo, que patrullaban por esa área se percataron del herido, y lo derivaron al nosocomio local. Asimismo, los municipales recorrieron la parte alta de la comuna esperando encontrar el auto del agraviado, sin resultados positivos.

Cabe señalar que esta modalidad delictiva conocida por la policía como “pasajero a bordo”, es una de las más frecuentes en la ciudad. Los sujetos que se dedican a estos robos luego se contactan con los agraviados para exigir el pago del rescate para regresar el auto. En otras ocasiones utilizan el vehículo para cometer otra fechoría. Varias bandas que operan mediante esta modalidad han sido desarticuladas por la policía, pero aún quedan remanentes.