Temas

Denuncia de lesiones irreparables tras una operación

Asistente de contabilidad Karina Cabrera Martínez, denuncia lesión irreparable a su vejiga
Denuncia de lesiones irreparables tras una operación

Denuncia de lesiones irreparables tras una operación

04 de Junio del 2017 - 18:40 » Textos: Arelia Luna » Fotos: Arelia Luna

Karina María Cabrera Martínez de 40 años de edad, natural de Huánuco, asistente de contabilidad, hace cinco años atrás llevaba una vida normal como cualquier persona. Madre de dos hijas, hoy se siente muerta en vida tras quedar discapacitada luego de una simple operación de miomas uterinos.

INTERVENCIÓN. Un día Karina Cabrera, tras ser diagnóstica que tenía miomas uterinos, el médico ginecólogo de EsSalud Huánuco, César Enrique Guerrero Kuoc, la interviene quirúrgicamente, la operación que no significaría ningún riesgo, sin embargo quedó imposibilitada. “EsSalud es una institución del Estado que sirve para salvaguardar y cuidar la salud de sus asegurados, pero en mi caso no es así, tras la operación todo mi cuerpo estaba muy mal, desde que salí del hospital, no firmé mi alta porque me sentía mal. Al regresar al día siguiente por Emergencia, el mismo médico que me intervino, me detectó que era un hematoma que se había formado en la cúpula de la operación, desde ahí empece a empeorar”, refiere Karina.

Después de tres meses el encargado de Urología del mismo hospital, le dijo que por la operación había quedado con la vejiga neurogénica. Entonces me refirieron a Lima para una microcirugía y quedar normalmente. “Me hicieron una urodinamía, que es como un electrocardiograma para el corazón, pero en este caso para la vejiga, para llenar de liquido, es ahí es que me diagnosticaron que tengo la vejiga muerta. Sin el control esfínter, uso pañales y no me valgo por mi misma”, cuenta entre lágrimas.

DENUNCIA. Frente a mucha indiferencia del médico César Guerrero Kuoc, después de dos años de la intervención, Karina decide denunciarlo penalmente al médico ginecólogo, en busca de justicia y lograr tener una mejor calidad de vida. “Conversando con él me dijo que, se siente con la conciencia tranquila porque no hizo nada de malo,  solo cumplió con su trabajo, me dijo que en mi caso fue por algo neurológico, responsabilizándo al anastesiólogo”.

DOLORES. Los dolores que siente Karina Cabrera, son más intensos de los que sentía cuando solo tenía los miomas uterinos, ahora para calmar sus intensos dolores crónicos que van desde el estómago, espalda y toda la zona pélvica, se infiltra por un catéter que lo tienen en el pecho y en la columna morfina, es un medicamento analgésico muy potente derivado del opio, lo cual está perjudicando a otros órganos de su cuerpo.

“Me parece una pesadilla estar infiltrándome medicamentos y pastillas, que me estén inyectando, estoy cansada de tantos medicamentos, no sé que más hacer para tener una mejor calidad de vida y valerme por mi misma. Hago un llamado a todas las personas y familiares quienes también vienen sufriendo casos similares pero de diferentes magnitudes. Basta ya de negligencias, médicas hago un llamado al Ministro de Salud, para poner énfasis en los casos de negligencia que pasan, que no vuelva a suceder nunca más en el hospital de EsSalud, que dejen de matar en vida a las personas”, expresa.

Me motiva a seguir es mi padres, quien desde hace 18 años está postrado en una silla de ruedas sin poder caminar. Yo que puedo hacerlo seguiré adelante porque tengo derecho a una mejor calidad de vida”, refiere 

Amparo al asegurado que es afetados por mutilación o invalidez

Según el artículo 121 del Código Penal, ampara a los afectados los que fueron mutilados un miembro u órgano principal del cuerpo o lo hacen impropio para su función causando a una persona incapacidad para el trabajo, invalidez o anomalía psíquica permanente o la desfiguren de manera grave por las instituciones del Estado. El caso de Karina Cabrera, ya está en el Poder Judicial por atentar contra su vida y salud.

Karina Cabrera, fue intervenida el 27 en el EsSalud por miomas uterinos.

El 19 noviembre 2015 denunció su caso ante la Fiscalía.