Desastre amenaza a los hospitales de Lima

Varios nosocomios del Minsa colapsarán por su antigüedad, mientras que otros no podrían responder a la gran demanda que se dará tras un terremoto
Desastre amenaza a los hospitales de Lima

Desastre amenaza a los hospitales de Lima

03 de Septiembre del 2017 - 08:55 » Textos: Roger Chuquín » Fotos: Correo

Lo visto en cientos de películas, donde se retratan los pesares que sufre toda una población tras el embate de un desastre natural, es, más allá de una ficción, una promesa y quizá un calco de lo que miles de personas de Lima y Callao vivirán a consecuencia del movimiento telúrico de 8 grados de intensidad que desde hace años pronostican los especialistas en la materia.

Esta predicción no es nada exagerada si además se toma en cuenta que los hospitales emblemáticos del Ministerio de Salud, con más de 100 años de existencia en algunos casos, están debilitados, por lo que no soportarán un desastre de esas proporciones. Los que queden en pie colapsarían por la sobredemanda de los afectados.

LEA: Nueve mil personas esperan donación de un órgano en el país

CASTILLOS DE NAIPES. El presidente de la Federación Médica Peruana (FMP), Godofredo Talavera, advirtió que los hospitales Dos de Mayo, Arzobispo Loayza, Sergio Bernales, Instituto Nacional de Salud del Niño de Breña y San Bartolomé serían los primeros nosocomios en caer por sus añejas infraestructuras. “Son tan antiguos que ya están muy debilitados. Algunas de sus áreas de adobe y quincha están a punto de colapsar sin la necesidad de terremotos, ¿qué será cuando uno ocurra?”, señaló. Lo dicho por Talavera no responde a revanchismos personales.

La oficina en Perú de la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el Ministerio de Salud (Minsa) realizó un estudio de vulnerabilidad ante desastres en 14 de sus nosocomios, incluidos los centenarios Dos de Mayo y el Arzobispo Loayza. El Centro Peruano-Japonés de Investigación Sísmica y Mitigación de Desastres (Cismid) de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) se encargó de evaluar los mismos.

El director de esta institución, Miguel Estrada, informó que los hospitales presentan una vulnerabilidad alta ante un movimiento de 8 grados de intensidad. “Los hospitales Dos de Mayo y Arzobispo Loayza tienen una parte monumental, levantada con adobe y quincha. Esta sería la primera en sucumbir”, dijo. Si bien pueden refaccionarse o reconstruirse, sería mejor levantar nuevos nosocomios. La primera opción tardaría entre 6 y 12 meses, la segunda, hasta tres años.

CUMPLIERON SU CICLO. Construir un nuevo hospital en el país, asegura el director del Cismid, puede costar hasta 300 millones de soles. Este alto costo sería la causa por la que el sector Salud, al parecer, ejecuta solo obras de mejoramiento en distintos hospitales. Para Javier Bouby Vega, director de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo Ambiental de la Universidad Científica del Sur, esto ocasiona más daños que beneficios. “Pueden darse remodelaciones, agregar columnas de fierro para garantizar la estabilidad, pero también pueden darse refacciones sin ningún control, con calaminas, cables expuestos, entre otras improvisaciones. Esto se ve en muchos hospitales de la ciudad y juega en contra de la seguridad”, lamentó. “En general, estos hospitales ya cumplieron su ciclo de vida”, resaltó.

El secretario del Interior del Colegio Médico del Perú, doctor Raúl Urquizo, advirtió que los hospitales que quedarán en pie tras un sismo también sucumbirán en pocas horas debido a la altísima demanda de los afectados por el desastre natural. Así, las calles aledañas a estos nosocomios estarán abarrotadas de personas que pugnarán para que sus familiares heridos sean atendidos.

“Los hospitales van a caer y los servicios hospitalarios de los que queden en pie van a colapsar en pocas horas. De esto hablamos con la plana de Pedro Pablo Kuczynski antes de la segunda vuelta, y prometió que velaría por el tema. Nada de lo prometido se ha cumplido hasta ahora”, lamentó. Recalcó que el Ministerio de Salud tiene brigadas y planes de acción para actuar en caso de emergencia, pero son prácticamente inservibles. “Los planes son para proceder tras la tragedia, pero no para prevenirla. Por ejemplo, el Minsa no tiene diseñado un plan de contingencia para levantar hospitales de campaña para atender a los afectados”, dijo. Tras muchas consultas, el Ministerio de Salud evitó pronunciarse sobre este tema.