Día del Pescador: más de mil personas en procesión marítima en Pucusana (VIDEO)

Pescadores llevan en sus embarcaciones a todo aquel que tenga fe y quiera observar dicha costumbre

29 de Junio del 2017 - 17:39 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Cecilia Arias

En Pucusana, cada año el 29 de junio se ha convertido en una oportunidad para reunirse en familia y poder festejar el Día de San Pedro y San Pablo. Una fecha donde los pescadores agradecen su trabajo a quienes dirigen sus oraciones a diario en búsqueda de que el trabajo no falte. 

Desde el día anterior el distrito ubicado al sur de Lima empieza a festejar con una verbena en la Plaza principal, con música y fuegos artificiales se recibe el evento. 

Ya muy temprano la iglesia recibe a los devotos para la misa oficial a las 11 de la mañana. Al medio día se comienza a vivir la procesión en tierra.  Los pescadores en sus hombros cargan ambas imágenes. ¿Dónde acaba dicha procesión? En el mar. Sus pasos se dirigen al muelle y ya en el mar se encuentran las embarcaciones vestidas para recibir a la santidad. Son tres botes principales donde se ubican a los santos y la orquesta. El resto es para las personas que quieran seguir la procesión.

Sumado a los santos se encuentra la población del distrito y turistas que festejan el evento. La procesión marítima inicia a las 3:30 de la tarde con botes llenos de gente, todos a paso lento detrás de las imágenes. Para muchos esta es un evento ceremonioso y que nadie quiere perderse. 

La ciudad se queda vacía por unas horas y todos acuden al mar para seguir a sus santos. En uno de los botes se encuentra el sacerdote de Pucusana, quien lleva en su haber un arreglo de flores, el cual será dejado en el mar cuando todo acabe. 

La procesión sigue, pasea la orilla de Naplo y otras playas privadas que se encuentran en el lugar. Se visita también a las empresas, San Pedro y San Pablo reciben flores y halagos en todo momento. Con el paso del tiempo se llega al fondo del mar, donde todos ponen pausa a sus motores y el sacerdote se alista para dar una oración junto al pueblo. 

Al final se lanza el arreglo de flores más otros objetos y se realiza una bendición para todos. Son pocas las costumbres que se dan en la costa peruana y quizá esta sea una de las más fervientes. Más de mil personas en el mar que buscan la bendición de ambos santos para que jamás falte un pan en la mesa. 

Te puede interesar:

Las Malvinas: video revela cómo quedó container donde murieron jóvenes