Temas

Granizada arrasa con flores que iban a venderse en Día de los Santos (FOTOS)

Mientras que en Sicaya, Orcotuna y Chupaca no cae ni una gota de agua para riego de maíz y papa

22 de Octubre del 2015 - 17:25 » Textos: Carmen Ramos » Fotos: Jesiel Sauñi

Una granizada inusual en el distrito de Sapallanga, provincia de Huancayo, arrasó con los biohuertos de flores que 15 productores tenían listos para la fiesta de Todos los Santos.

El fenómeno climatológico duró 25 minutos, los granizos tenían un grosor de 2 a 3 centímetros, y caían como piedras que destrozaron un fitotoldo.

Hasta el lugar acudió personal de estadística de la Dirección Regional de Agricultura y el alcalde de Sapallanga, Walter Meza.

ANALIZAN. La evaluación preliminar precisa que se afectaron 3 hectáreas de flores, cultivos de maíz y mil metros de extensión de siembra de papa.

Según el director regional del Semanhi Junín, Lombardi Roque Marmanilla, esta inusual granizada es solo parte del inicio del fenómeno del Niño, que en nuestra región ha empezado con un veranillo con escasez de lluvias en algunas zonas y repentinas granizadas y tormentas sectorizadas.

Mientras que en Sapallanga y Acopalca había granizada y tormenta eléctrica, en Chupaca, Orcotuna y Sicaya no caía ni una gota de agua.

PADECEN. Clelia Castillo Gutiérrez sembró en Orcotuna 4 hectáreas de maíz y una hectárea de papa que no crecen por falta de lluvia.

“El veranillo nos afecta mucho, no hay agua, el campo se llena de maleza y están entrando plagas, octubre es época de siembra y solo hay calor insoportable”, exclamó.

En la selva la situación también es similar. El agricultor Serapio Suárez Pariona refiere que los cultivos de yuca, maíz y kión también se ven afectados.

El director de información agraria y estadística, Edward Añaguari Palomino, manifestó que el veranillo genera un estrés hídrico en los cultivos y afectan su desarrollo, esto quiere decir que el maíz y la papa no crecerán y hasta son propensos a plagas por su debilidad.

Asimismo, informó que el año pasado se sembró 24 mil 173 y esta campaña 24 mil 472 hectáreas, es decir 300 hectáreas más. Estos cultivos, que están en pleno desarrollo, podrían verse afectados si la falta de lluvias continúa como hasta ahora.

El Senamhi registra que en octubre del año 2014 en la estación metereológica de Santa Ana acumuló 34.3 litros de lluvia por metro cuadrado y este año apenas alcanza a 14,1 litros por metros cuadrado. En la estación de Huayao el año 2014, se acumuló 35.8 litros por metro cuadrado y este año apenas se llega a 13.3 litros por metro cuadrado.