Temas

La venta de chips sin DNI está fuera de control en la capital (VIDEO)

Activan líneas telefónicas en la calle. Correo detecta cuatro puntos donde compiten expendedores de todas las operadoras de telefonía. El congresista Lescano adquirió dos sin presentar un solo papel.
La venta de chips sin DNI está fuera de control en  la capital (VIDEO)

ALERTA. Ambulantes activan líneas frente a la sede del Reniec.

20 de Septiembre del 2015 - 08:00 » Textos: Joselyn Levizaca/Antonio Manco » Fotos: Piero Vargas

La puerta continúa abierta para extorsionadores y delincuentes, quienes con total impunidad pueden adquirir chips de telefonía celular en Lima para sus actividades ilícitas. Sin necesidad de presentar un Documento Nacional de Identidad (DNI), hoy es posible adquirir una línea abierta en un mercado negro que se extiende en varias zonas claves del Centro de Lima.

Correo identificó al menos cuatro puntos donde coinciden ambulantes, jaladores e incluso tiendas que -con llamativos logotipos de las operadoras de telefonía- ofrecen chips y líneas activas sin mucho papeleo ni trámite.

Este mercado crece fuera de control porque las autoridades no hacen nada para detenerlo, pese a ser una amenaza contra la seguridad ciudadana, pues facilita las comunicaciones de las mafias organizadas que extorsionan a empresarios, instituciones educativas privadas, obras públicas, etc.

En los últimos meses, la delincuencia organizada ha llegado al extremo de colocar granadas y explosivos que han cobrado la vida de un policía en Villa El Salvador y de una adolescente en el Agustino, pero además amenazan la vida de inocentes, pues en muchos casos se colocan explosivos en los colegios.

“Aquí gana el que active más líneas, nosotros recibimos una comisión de hasta S/.4 por cada chip que se venda”, comentó una de las ambulantes que carga una pesada mochila, gorro con distintivo de su compañía y un cartel con la frase: “Chips a S/.5”.

CUATRO PUNTOS. En el corazón de las Malvinas (avenida Argentina), donde casi todo lo que se vende es robado (celulares, armas, software, etc.), pululan diversos puestos de venta de chips de celulares. En los mostradores están apiladas cajas con al menos 20 tarjetas y sus chips listos para activarse. Aquí no solo hay venta al menudeo, también es posible comprar al por mayor y sin ningún control.

A espaldas del Ministerio Público y frente a la sede del Registro Nacional de Identidad y Estado Civil (Reniec) se ha establecido otro centro de venta de chips de celulares. Se trata de ambulantes que se detienen a lo largo del jirón Cusco e incluso ofrecen la activación de la línea inmediatamente y sin DNI. También, si usted lo desea, puede activarla con su chip en la comodidad de su hogar siguiendo las instrucciones del vendedor.

Otras dos zonas donde se ofrecen chips al mejor postor son: el cruce del paseo Colón con la avenida Wilson y en la Carretera Central, en todo el óvalo de Santa Anita. Inclusive, los vendedores sugieren sustraer datos válidos a través de la página de la Sunat para adquirir un chip con línea.

Correo también comprobó que la venta sin presentar DNI se extiende dentro y fuera de universidades y en las zonas comerciales de los conos norte y sur.

LA MODALIDAD. Pero, ¿cómo activan los ambulantes una línea telefónica celular sin presentar DNI? Correo adquirió cuatro chips prepago y compró otros 32 preactivados en las cuatro zonas de venta al menudeo y ninguno de los vendedores -que usan distintivos de compañías como Movistar, Claro, Entel y Bitel- exigió documentos.

Con información de diversas fuentes, nos enteramos de que solo es necesario llevar datos puntuales de un ciudadano, por ejemplo: nombres y apellidos, número de DNI, fecha de nacimiento, nombre de los padres o dirección actualizada.

El vendedor solo verifica (vía telefónica) cierta información del comprador, pero no exige el DNI y menos constata si los datos son reales o compara la similitud del rostro con alguna base de datos del Reniec o similar.

Además de los ambulantes, los jaladores y hasta vendedores de periódicos se han metido en este lucrativo negocio y ofrecen datos puntuales de otros ciudadanos a través de sitios web públicos, como Sunat, Infogob, páginas blancas, etc., con una simple búsqueda.

LEY VIOLADA. Como se recuerda, el artículo 9° del Decreto Supremo N°024-2010 del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) exige la presentación de un DNI para adquirir un chip con línea celular, pero además obliga a las empresas de telefonía a contar con registro actualizado de los abonados.

LAS PROMOCIONES. En las calles de Lima, los vendedores intentan atraer a sus clientes con una amplia variedad de promociones, desde una buena cobertura hasta miles de minutos gratis en llamadas. Para que el comprador lleve el producto, no solo afirman que los chips son seguros, sino que estos son provistos por las empresas de telefonía celular.

Por cada chip activado, el vendedor tendrá una comisión de 4 soles y ellos aseguran que venden entre 8 a 10 al día.

En tan solo cinco minutos, una persona puede activar más de tres chips e incluso un vendedor contó que en el Centro Comercial de Las Malvinas activaron más de 100 chips en menos de 24 horas sin documentación.

LOS AFECTADOS. En octubre del 2013, Eliana Ramos, una joven madre, recibió una notificación del Ministerio Público de Piura. En el documento, la Fiscalía Provincial de Castilla la cita de grado o fuerza para rendir su testimonio porque supuestamente realizaron una extorsión desde un teléfono a su nombre contra el empresario piurano Víctor Osorio Cantaro.

Meses antes ya había recibido varias notificaciones de diversas regiones del Perú por casos similares de supuestos delitos cometidos en su nombre.

Eliana Ramos, Víctor Tapia y Lucio Mestas son tres personas de miles cuyos datos fueron utilizados para adquirir líneas telefónicas con las cuales se realizaron extorsiones.

Este grupo de agraviados, que se ha unido para exigir justicia, registra a su nombre más treinta líneas de teléfonos celulares, todos ellas activadas por delincuentes que usurparon sus identidades.

Los reclamos fueron pesados y engorrosos ante Movistar y Claro solo después de exigir que les presenten los supuestos contratos que los agraviados firmaron para la compra de esas líneas, la mayoría de estas empresas de telecomunicaciones admitieron “un error humano”.

“Cuando fui a Telefónica me dieron un desconocimiento de titularidad, pero este papel no me sirve de nada cuando ya me investigan las autoridades”, señala Eliana Ramos, a quien se le detectó treinta líneas de Movistar.

Pero lejos de hacer justicia, el Organismo Supervisor de las Telecomunicaciones (Osiptel) tampoco fue eficiente en administrar justicia.

En el caso de uno de los agraviados, en setiembre del 2014, Osiptel admite que Telefónica Móviles S.A. no cumplió con lo establecido en el artículo 9° del Decreto Supremo N° 024-2010-MTC.

Pero, increíblemente, el organismo regulador también calificó el incumplimiento como “un error humano” y solamente ordenó desactivar las líneas.

Pero, ¿alguien notificó a las autoridades policiales o judiciales que estas personas fueron víctimas de suplantación? La respuesta es no, por ello muchos de los agraviados aún deben presentarse ante un juez o fiscal para declarar que son inocentes.

El legislador Yonhy Lescano cuestiona que no exista un canal de comunicación directo entre las empresas, Osiptel y las autoridades judiciales que indagan estos casos.

Tanto Eliana Ramos como Víctor Tapia, Lucio Mestas y otros afectados no encuentran justicia hasta hoy, pero lamentan que el tráfico y venta de chips sin DNI continúe y sea masivo.

Correo buscó a Julio César Bustamante, vocero de todas las empresa de telecomunicaciones y jefe del área legal de la Asociación para el Fomento de la Infraestructura (AFIN), quien, pese a la insistencia, solo respondió que las compañías consideran que la usurpación de identidades es un tema netamente policial.